El Caballero Púrpura

Kobe Bryant, la leyenda de L.A. renace

Kobe-Bryant-Background-Pictures

Una noche más, como tantas en mi vida, me dispongo a ver un partido de Los Ángeles Lakers, a una hora que hace que la cita sea ineludible debido a la hora de la costa Este. 1:30 de la mañana, los Hawks reciben a los Lakers en Atlanta.

Durante toda la carrera de Kobe Bryant he visto partidos intrascendentes (los menos), partidos cómodos, históricos, especiales… incluso partidos que te hacen llorar de la emoción de comprobar que estás siendo testigo en directo de historia baloncestística.

Esta temporada es lícito tener ese sentimiento de nostalgia, de cabreo tal vez, queriendo unos Lakers ganadores, algo a lo que nos tienen mal acostumbrados en su historia como franquicia en la mejor liga del Mundo. Pero si nos seguimos quedando a trasnochar en parte es porque no queremos perdernos ni un sólo punto de Kobe Bryant antes de su retirada, no queremos perdernos ni un sólo movimiento ni pestañeo de grandeza.

Faltaban 2 minutos para el final del partido que enfrentaba a los Lakers contra los Hawks la pasada temporada, con posesión para Lakers, Kobe se saca de la chistera uno de sus fadeaways marca de la casa, con falta incluída y llega a la cifra redonda de 32000 puntos. En ese momento mi mente asimiló algo que no lo había hecho antes, fue como una revelación, como un aire fresco que entra en una habitación llena de humo. Entonces fue cuando, sin previo aviso éste artículo vino a mi con ésta frase:

«Si consigues ser algo más que un hombre, si te entregas a un ideal. Si nadie puede detenerte, te conviertes en algo muy diferente. – ¿En qué?- En una leyenda» 

Esta leyenda es Kobe Bryant, El Caballero Púrpura. Un jugador de 37 años con más de 30 lesiones importantes a lo largo de su carrera, saliendo de una lesión del Tendón de Aquiles y de rodilla, es capaz de liderar en la tabla de anotadores con 27,5 puntos por partido la mejor liga del Mundo y seguir maravillándonos con sus movimientos. Todo es verlo con perspectiva, es un caso histórico en el deporte, algo que todos, sin excepción, tenemos que valorar. No es cuestión de porcentajes de tiro, de tiros intentados o de salarios, es cuestión de reconocer lo que se merece. «El entrenamiento no es nada. La voluntad lo es todo. La voluntad de actuar.» Y actuar es lo que Kobe está haciendo la pasada temporada y ahora, para unos Lakers a la deriva. Todos nos preguntamos cómo lo hace, cómo es capaz de luchar contra sus obstáculos, contra su edad, lesiones y dificultades deportivas.

» ¿Cómo moverse mas rápido de lo que es posible, luchar más tiempo del que es posible, sin el impulso más fuerte del espíritu humano, el miedo a la muerte?»  Y la muerte (metafóricamente hablando) es su retirada, Kobe se hace fuerte justo cuando más cerca está su retirada del Baloncesto, porque entre sus pensamientos seguro que no aflora la retirada, pero el subconsciente es realista y le tiene al tanto sigilosamente de ello por mucho que Bryant se resista a escucharle.

«Si se te da algo bien, nunca lo hagas gratis». Algo que podría decir Kobe perfectamente a sus detractores y críticas hacia su elevado salario. Pero, lo que sí dijo es que «La edad es sólo un número» al igual que un número es sus 27,5 puntos por partido. Si el líder de la NBA en anotación durante unos meses (luchando con Harden) no merece un contrato como el de Kobe, si una leyenda en activo no merece reconocimiento, si el 40º mejor jugador de la liga no merece… oh! perdón, esto no es concluyente. Aquí es cuando Bryant debería pensar: » O mueres como un héroe, o vives lo suficiente para verte convertido en un villano»

Pero yo le digo: «No importa como te llames, se nos conoce por nuestros actos» y éstos son incontestables:

5 veces campeón de la NBA, récord histórico de triples en un partido (12, empatado con Marshall), segunda mejor marca histórica en anotación en un sólo partido, 81 puntos. Jugador con más puntos en los All Star, 1 MVP, 4 veces MVP del All Star, 10 veces en el mejor quinteto de la NBA, 9 veces en el mejor quinteto defensivo, dos oros olímpicos con USA, 32492 puntos, 9 partidos seguidos con 40 o + puntos, 4 partidos seguidos con 50 o + puntos… lo siento, no quiero escribir todo el día, aunque podría con la lista de proezas de Bryant. ¿La siguiente? Tras superar a Michael Jordan en la lista de máximos anotadores en la historia de la NBA… sólo le queda el tan ansiado 6º anillo, el reto más difícil de su carrera, ya que no le queda mucho tiempo, y la plantilla no ayuda.

Tal vez la mejor lección que puede darnos el Caballero Púrpura es que nunca hay que desistir, que por muchos obstáculos que te encuentres por el camino siempre puedes sobreponerte. Que la «Mamba Mentality» no es más que persistir en un objetivo, buscar la perfección.

 «¿Por qué nos caemos, para aprender a levantarnos» Kobe tiene en su ADN levantarse contínuamente, y es lo que intenta contagiar a sus amados Lakers. La historia ha demostrado que ésta franquicia siempre se ha levantado de los malos momentos. Y ésta vez no sera una excepción. » La noche es más oscura justo antes del amanecer»

Éste es el mensaje de Bryant a su franquicia y su ciudad porque Kobe lleva siendo el Héroe de la ciudad de «Los Ángeles» mucho tiempo, y parece que ahora más aún. » Un héroe. Quizá no el héroe que nos merecíamos, pero si el que necesitábamos. Un caballero… ejemplar. Al que nunca olvidaremos.» 

Rectifico las palabras del comisario Gordon, sí es el héroe que la ciudad de LA se merecía, el que necesitaba también y además rectifico en algo más, porque «él no es un héroe. Es un guardián silencioso. Un protector vigilante. Un Caballero Púrpura»

Adrián Rodríguez Sánchez

@Bang4Three

@SomosLAFiebre