Brook Lopez y los Nets enmudecen el United Center de Chicago

Brooklyn Nets 96 - 82 Chicago Bulls

http://www.youtube.com/watch?v=1P7XliKnUo4

Brooklyn Nets se presentó en el United Center para realizar el que, posiblemente, haya sido su mejor partido de esta temporada. Los neoyorquinos han derrotado, 96-82, a unos Chicago Bulls que llegaban como uno de los equipos más en forma de la liga, habiendo ganado sus últimos 7 partidos y los últimos 6 que habían jugado en casa.

Brook Lopez ha sido la gran estrella del partido, dando una exhibición ofensiva y anotando 29 puntos con una serie de de 13 de 21 en tiro. El pívot salió de titular por primera vez desde que volvió de su lesión de espalda, sustituyendo en la alineación a Kevin Garnett, que como viene siendo habitual, descansó en el segundo partido de un back-to-back. Chicago presentó una fuerte batalla en los minutos iniciales, liderados por la mano caliente de Mike Dunleavy, autor de 23 puntos, pero poco a poco fue quedando ahogado por la defensa visitante.

Mike Dunleavy fue el único local acertado de cara al aro (foto nba.com/bulls)
Mike Dunleavy fue el único local acertado de cara al aro (foto nba.com/bulls)

El primer cuarto comenzó con un Derrick Rose imponiendo un ritmo muy alto al partido, cosa que aprovechaba el mencionado Dunleavy para causar los primeros estragos en la aún inconsistente defensa de Brooklyn. El alero de Chicago anotó 12 puntos en este cuarto, ayudando a su equipo a abrir la primera brecha entre ambos conjuntos, 17-12 para los locales en el minuto 8. Lopez respondía en ataque, pero su dupla con Plumlee volvía a hacer aguas en defensa. Hollins pidió su segundo Tiempo Muerto del partido, ganándose una técnica por protestar al trío arbitral. Su equipo se veía impotente ante la avalancha local, que dejaba el partido 24-31 al final del primero.

Pero los Nets se activaron al comienzo del segundo, y con un parcial  de 8-0, culminado con un triple de Alan Andersoson, le dieron la vuelta al marcador, 32-31. Deron Williams, que volvió a salir desde el banquillo por cuarto partido consecutivo, había entrado muy activo y con ganas de resarcirse de sus últimas actuaciones. El partido entró en una dinámica de frustración para los locales, cosa que provocó la airada queja de Aaron Brooks a los árbitros, lanzando el balón al suelo con fuerza cuando se dirigía al banquillo tras un Tiempo Muerto pedido por Thibodeau. El jugador fue castigado con una técnica, cosa que exasperó aún más al jugador, que intensificó su queja, ganándose la segunda técnica y siendo expulsado del partido. Esto dejaba en una situación complicada a Chicago, que también tenía la baja para el partido de Kirk Hinrich, dejando a Derrick Rose como único base del equipo.

http://www.youtube.com/watch?v=ylsGC_HaOpY

Los Bulls estaban tocados y Brooklyn no dudó en apretar el acelerador. Deron forzó 3 pérdidas seguidas a Rose y el partido adquirió una intensidad muy alta. Taj Gibson, que se mueve como un pez en el agua en estas situaciones, sostenía a su equipo en ambos lados de la pista, y Joe Johnson lideraba a los Nets. La ventaja visitante era ya de 6 puntos en el minuto 19, pero las cosas se complicaron aún más para Chicago. Lopez volvió del banquillo y demostró que ese era su partido. Entre Johnson y Lopez anotaron 30 puntos al descanso, y Nets se iba al vestuario con una ventaja de 10 puntos, 55-45.

En la reanudación, Dunleavy volvió a salir con fuerza, anotando 2 nuevos triples de manera consecutiva, pero el resto de compañeros, especialmente Rose y Butler, actual POW (Jugador de la semana) en la Conferencia Este, no funcionaban en ataque y los Nets mantuvieron el control de la mano de Johnson y Jack. Los minutos pasaban y Chicago no era capaz de recortar distancias, 70-60 para Nets en el minuto 31. Lopez, con 11 puntos en este cuarto, campaba a sus anchas en estos momentos y Alan Anderson demostraba, con un juego sacrificado, lo importante que puede llegar a ser si se centra en su rol. Al final del tercero, Brooklyn dominaba con relativa comodidad, 84-69.

El último periodo empeoraría las cosas para Bulls. La defensa visitante sólo permitió un tiro de campo anotado, de Gibson, en los 7 primeros minutos, y la distancia ya se había ampliado hasta los 23 puntos, 94-71, a pesar que Brooklyn tampoco estaba acertado de cara al aro. El partido estaba completamente roto y Chicago había bajado las manos notablemente. Ambos entrenadores dieron paso a los suplentes, dejando escapar los minutos hasta llegar al final.

La victoria supone la quinta de Brooklyn Nets en los últimos 6 partidos. El equipo dirigido por Lionel Hollins acaba el año con un balance de 15-16 y dejando unas sensaciones de juego muy positivas con los reajustes en las alineaciones.

Además de Lopez, Joe Johnson completó un gran partido obteniendo un doble-doble con 20 puntos y 11 rebotes. Jack y Anderson aportaron 11 puntos cada uno y Williams, pese a no haber estado muy fino en el tiro (1/8), consiguió 6 puntos y 6 rebotes, y lo más importante, un diferencial de +27 para su equipo en los 20 minutos que estuvo en pista.

Johnson superó claramente a Butler en el último partido del año (foto de Gary Dineen/NBAE/Getty Images)
Johnson superó claramente a Butler en el último partido del año (foto de Gary Dineen/NBAE/Getty Images)

Chicago sufrió la mala noche de sus estrellas. Rose (4 puntos) y Butler (8 puntos) nunca llegaron a entrar en el partido, y entre ellos y Gasol (10 puntos) acumularon un desastroso 9 de 39 en tiro para un total de 22 puntos. Sólo Noah, 12 puntos y 12 rebotes, y Gibson y Snell desde el banquillo, 8 y 9 puntos respectivamente, ofrecieron algo de ayuda a Dunleavy.

Pese a la derrota, Bulls finaliza el 2014 con un excelente balance de 22-10, cómodamente situado en cuarta posición de la Conferencia Este y con una línea ascendente de juego.

Los Nets descansarán hasta la madrugada del 2 al 3 de enero, cuando visitarán el feudo de Orlando Magic. Por su parte, los Bulls recibirán un día antes, en la madrugada del 1 al 2 de enero, a Denver Nuggets.