El liderazgo de Caron Butler en Sacramento

Su veteranía es clave para el vestuario

Keith Allison (CC)
Keith Allison (CC)

Caron Butler se encuentra ya en su decimocuarta temporada en la NBA, y es un jugador que siempre ha tenido un gran impacto en los vestuarios en los que ha estado, es un gran compañero por lo visto en todos los equipos en los que ha jugado. Este verano, los Sacramento Kings le firmaron para que, además de su aportación en la cancha, donde sigue siendo un jugador muy válido, consiga crear un mejor ambiente de equipo dentro del vestuario, el cual lleva un tiempo viviendo épocas difíciles.

El alero afirma que no es un rol que desconozca, más bien todo lo contrario.

«Simplemente el hecho de haber jugado en tantos ambientes diferentes, te hace saber como jugar, como adaptarte a cada sistema. Además, cuando juegas tanto tiempo, tienes mucha visión sobre el juego, y ahora voy a jugar con jugadores jóvenes, por lo que el rol que tienes que adoptar es el de la persona que les dé información y que les ayude. Eso mezclado con estar listo para jugar, contribuir cuando se me necesite.»

Un jugador del que se espera que Butler consiga ayudar a dar un salto definitivo en su juego es el joven escolta Ben McLemore. En su segundo año, ha conseguido dar un salto de calidad con respecto a un año rookie muy por debajo de lo que se esperaba de él, pero en Sacramento saben que todavía tiene mucho más que ofrecer. Que Butler haya trabajado y compartido vestuario con escoltas de la talla de Kobe Bryant o Dwyane Wade puede ser un gran aliciente para enseñar a McLemore su ética de trabajo.

Butler se siente preparado para esta nueva etapa en el equipo californiano, y sabe que debe ejercer de líder en un vestuario repleto de jugadores jóvenes con toda su carrera por delante y con hambre de victorias. Algunos de estos jugadores usan mucho la frase «C.B. ha dicho…», algo que demuestra que le respetan y saben que lo que pueda decirles siempre será de gran ayuda.

«De momento van muy bien, están recibiendo el mensaje y mostrando mucho amor y apoyo. Estamos empezando a sentirnos más familiares entre todos.»

El entrenador, George Karl, sabe del valor de tener un jugador como Caron Butler en su plantilla.

«Algunas personas tienen una energía positiva y un liderazgo que se pueden sentir. No les hace falta decir muchas palabras, su presencia cuando están en el vestuario ya te hacen sentirlo. Caron es una de esas personas, además tiene esa voz que hace que la gente le escuche.»