Los Warriors Marinos #3 | La gran depresión

Los malos resultados se instauran en la rutina del equipo

Warriors-Matt314 (CC)
Santa Cruz, sede del filial de Warriors en la D-League-Matt314 (CC)

Tres partidos, tres derrotas; desastre total para los ‘Sea Dubs’ en esta última semana. Se llevó a cabo el viaje por la conferencia este, un para enfrentarse a tres equipos de esta, Westchester Knicks, Long Island Nets y Maine Red Claws; acabó siendo un auténtico despropósito. Hay crisis en los Santa Cruz Warriors y alguien tiene que solucionarlo; esta situación es inexplicable, todos los jugadores del equipo están consiguiendo buenos números individuales, pero los resultados no llegan. Cuando hay que enfrentarse a un equipo que se tome este deporte un poco más en serio, el equipo de Casey Hill sufre y mucho, todo el mundo que haya tenido el valor de ver un partido completo de este equipo lo ha podido comprobar y la rabia y el sentimiento del tiempo perdido observando el juego de este equipo ha causado estragos en mí. Este grupo, por lo que parece, se ha convertido en experto de mandar al garete el esfuerzo en los últimos minutos de partido; ¿para qué sirve ganar al descanso si en el último cuarto llega cualquier equipo de la liga de desarrollo y te pinta la cara?; no veía un final más malo desde que vi la película ‘Un puente hacia Terabithia’. Hay que hacer algo para cambiar la actitud de este equipo, quiero ver guerreros, y ya sé que todos estos tipos sólo están aquí para intentar hacerse con un contrato por allí arriba, pero dejadme que me enfade si es lo primero que resalta cuando saltan a la pista. Hay que tomar cartas en el asunto, no es posible que haya jugadores como Elgin Cook que se dejen la cara por el equipo y luego tengamos a jugadores como Mychel Thompson que vive en un cuento de hadas, juega 30 minutos por partido y promedie 4 puntos. Hay que hacer algo, repito, hay que hacer algo de una vez.

SANTA CRUZ WARRIORS 9899 WESTCHESTER KNICKS

Nos situamos en el Condado de Westchester, el área metropolitana de Nueva York; Santa Cruz Warriors disputaba su partido frente a los Knicks en el Westchester County Center que más pinta tiene de centro comercial que otra cosa; si entras a ver el partido y no te ponen una panorámica del exterior, perfectamente puedes pensar que la cancha esta en el centro de este hipotético centro comercial como si se tratase de una pista de patinaje que ponen ahora que se acerca la navidad. Fue un partido muy disputado, probablemente el que mejor sabor de boca deja dentro de esta desastrosa semana. Santa Cruz Warriors cayó por un punto, 98-99, con un final de infarto. Posesión de los ‘Sea Dubs’ a pocos segundos del final del partido, el balón llega a las manos de Pressey que ve Ona-Embo completamente solo en el triple, tira… y falla. Pero gracias a la increíble capacidad ‘trolleadora’ de Casey Hill, se salvó la situación ya que pidió un tiempo muerto justo antes de que tirara el triple; a eso se le llama tener confianza en tus jugadores. Se diseñó una jugada con la intención de llevarse el partido, pero sus esfuerzos sirvieron para poco ya que los Knicks finalmente consiguieron llevarse la victoria. Este partido es, sin duda alguna, el mejor de Elgin Cook hasta el momento; nos dejó una exhibición anotadora sin precedentes, 33 puntos echándose el equipo a la espalda durante un encuentro en el que ambos equipos intentaban dar un puñetazo sobre la mesa. Sorprendentes cifras de asistencia al estadio, bueno, no. En realidad, aprovechando que los niños estaban durante su parón por ‘Thanksgiving’, decidieron regalar entradas como lo que se hace en los colegios cuando el equipo de fútbol local es tan malo que no va ni un alma a verlos; en este caso, la presión a los padres para que les llevaran a ver el encuentro funcionó, y tuvieron un espectáculo del bueno. Phil Pressey sigue siendo el estandarte de este equipo, terminó con 27 puntos y 4 asistencias, estuvo mucho más egoista que de costumbre, puede ser porque la situación del partido necesitaba la intervención de un jugador con experiencia NBA, y hablando de esto, cabe señalar que los Knicks contaban con nombres de categoría para este partido, Damien Inglis, Rashad Vaughn, Chason Randle o Doron Lamb eran algunos de los nombres más destacables del equipo del área metropolitana de Nueva York. Como de costumbre, Damian Jones disputó pocos minutos, terminó con 2 puntos, 4 rebotes y 2 tapones.

SANTA CRUZ WARRIORS 104114 LONG ISLAND NETS

Primer back-to-back de la temporada; si encima ya de por sí no se nos estaba dando bien, súmale eso de jugar al día siguiente de un partido tan igualado como el vivido en Westchester; aunque no nos vamos a poner exquisitos, viajamos a Brooklyn, que no supone un largo viaje para esta expedición de perdedores… digo guerreros. Partido disputado en el Barclays Center, estadio que no había visto tan vacío en mi vida, aunque precisamente Brooklyn no es un equipo conocido por batir récords de asistencia; además nos enfrentamos a uno de los equipos con peor récord en toda la liga, ¿qué puede salir mal?, déjame que te llene toda una lista. No salimos a jugar hasta la segunda parte del partido. Versión muy pobre contra uno de los rivales que aparentemente era de lo más asequible para este equipo; el mejor para quitarnos la mala racha decían, será un gran partido decían. Los Nets contaron con dos hombres potentes, Chris McCullough y Yogi Ferrell que entre los dos se encargaron de cavar la tumba y asegurarse de que no hubiera faltas de ortografía en la lápida. Por segundo partido consecutivo, Elgin Cook volvía a mostrar una versión muy buena de sí mismo, 20 puntos y 10 rebotes, esto último algo muy necesario en este equipo que, a pesar de contar con buenas torres en el poste, el rebote sigue siendo algo que se resiste. Cook se está ganando a pulso un contrato en la NBA y dejó ver que aunque los demás estén a sus movidas, él está centrado en hacer buenas actuaciones y ayudar al equipo lo máximo posible. También vimos una nueva faceta de Phil Pressey, se encargó de quitar el dinero del almuerzo de todos los mozos que vestían el uniforme blanco de los Nets; ni más ni menos que 6 robos para un Pressey que se le empieza a subir a la cabeza eso de ser el líder indiscutible de Santa Cruz Warriors. Fue el máximo anotador del partido con 22 puntos, pero la gran mayoría de ellos, llegaron cuando ya estaban bien dentro del ataúd. Jaleel Roberts, elección número 3 del Draft de la liga de desarrollo tuvo sus primeros minutos debido a una lesión que le mantuvo fuera en los primeros compases de la temporada, y no lo hizo nada mal, 6 puntos y 2 rebotes en 9 minutos de juego, un pívot atético que puede ayudarnos en ese rebote que tanto necesitamos.

SANTA CRUZ WARRIORS 106115 MAINE RED CLAWS

Tras varios días de descanso viajamos a otra ciudad del Pacífico, nos vamos a Maine para enfrentarnos a uno de los mejores equipos de la liga de desarrollo hasta el momento, para enfrentarnos a nuestros compañeros de Maine Red Claws. Partido en el que se vaticinaba el desastre absoluto pero, contra todo pronóstico, Scott Wood mantuvo al equipo en el partido. Sí, es posible que esta versión de Wood sólo la podamos ver en algún que otro partido y de refilón, pero en este partido estuvo a la altura de ser catalogado el tercer ‘Splash Brother’. A base de triple tras triple, Scott Wood puso por delante a Santa Cruz Warriors en el marcador frente a un rival muy complicado, pero adivinad qué acabó sucediendo… pues sí, desperdiciamos el partido en el último cuarto, era bastante previsible ¿verdad? Los locales salieron a la épica para remontar un partido inesperadamente igualado, Jordan Mickey y Demetrius Jackson se encargaron de devolver la respiración a la afición que fue a ver el partido, que no eran pocos y esta vez no es como el caso de los Knicks, a estos tíos sí se les viene a ver, porque son muy buenos y tienen a un tal Abdel Nader que es capaz de hacer de todo aunque, por suerte, no disputó este encuentro, si no, la historia podría haber sido completamente diferente. Phil Pressey, como siempre manejó el partido a sus anchas y como en el partido frente a los Nets, mostró su versión anotadora para asegurarse que el partido no se iba a escapar, aunque acabó sucediendo; nos dejó 20 puntos, 3 asistencias y 4 rebotes, nada mal. Puede que este partido lo habríamos metido en la maleta de mano si Elgin Cook hubiera tenido más suerte, sólo consiguió meter 11 puntos tras habernos demostrado que es un anotador nato y que sabe meterla por el aro… qué raro suena eso.

Todavía queda temporada para creer en estos Santa Cruz Warriors. La próxima semana será mucho más tranquila, únicamente dos partidos, frente a Delaware 87ers y Austin Spurs, dos equipos que no están en su mejor momento. Veremos si somos capaces de aprovecharnos de las desgracias ajenas y conseguir esas dos victorias tan necesarias para salir de lo más abajo de la clasificación.