Houston Rockets ponen a los Dallas Mavericks en su sitio

DALLAS MAVERICKS 87-109 HOUSTON ROCKETS

James Harden Houston Rockets
James Harden se quedó a un rebote de un nuevo triple-doble/Keith Allison (CC)

Los Houston Rockets siguen con la medida tomada a sus rivales texanos. El conjunto de Mike D’Antoni ha ganando por tercera vez de tres veces posibles a los Dallas Mavericks esta temporada, manteniéndose en la parte alta de la Conferencia Oeste y hundiendo un poco más a los Mavs, peor récord de la NBA empatados con los Sixers.

Los locales fueron muy superiores a sus rivales en todo momento, ganando los cuatro cuartos y demostrando porque están en la cuarta posición de su conferencia. En el primer cuarto, ambos conjuntos comenzaron con las fuerzas igualadas; peor un parcial de 10 a 0 de los Rockets rompió el partido. Harden y sus compañeros aprovecharon su potencial ofensivo para anotar hasta 36 puntos, dándoles una ventaja nada más empezar de nueve puntos.

El segundo cuarto fue el más igualado de todo el partido. Algo insuficiente para unos Mavericks que debían de dar más si querían dar la vuelta al partido. Un triple en la primera jugada de Corey Brewer ponía a los Rockets por encima de los 10 puntos, una diferencia con la que estuvieron jugando durante todo el periodo. Las segundas unidades dieron un buen espectáculo, de tú a tú. Un triple de Eric Gordon y una canasta de Harrison Barnes ponían el punto y seguido a un partido que se iba al descanso. Los locales ganaban por 11 puntos (60-49).

El tercer cuarto no pudo comenzar de peor manera, en los primeros 3 minutos solo se anotaron 5 puntos en total y, además, todos ellos obra de los Rockets. Después de este inicio irregular, los dos equipos se activaron. Se vieron minutos de igualdad, pero siempre con los de D’Antoni con un amplía ventaja, teniendo el partido donde ellos querían. Un parcial de 6 a 0 final para el equipo local ponía un marcador de 86-69 al final del tercer cuarto.

El pabellón ya se estaba vaciando cuando daba comienzo el último cuarto. El triunfo se iba a quedar en Houston y ambos entrenadores repartían los minutos y ponían en pista a los menos habituales. Ni con esta situación pudieron los Dallas Maveircks, por lo menos, maquillar el resultado. Más bien todo lo contrario, los Houston Rockets aumentaron la diferencia y Patrick Beverly dio el toque de gracia a los Mavs en la última jugada del partido; su triple hizo que la diferencia superase, por primera vez en todo el partido, los 20 puntos con el marcador final de 109-87.

Houston Rockets, un acierto imparable

El equipo de Mike D’Antoni marcó su diferencia en su increíble acierto anotador. Si bien los datos del final del partido ya son increíbles, superando el 50% tanto en tiros de campo como en lanzamientos de tres puntos; en tramos del encuentro esos datos se lanzaron por encima del 60; así es muy difícil que otro equipo pueda llevarse una victoria ante ellos. De hecho, jugador por jugador, solo James Harden, Ryan Anderson y Eric Gordon —este último solo en los tiros de campo, con un 6 de 8 en triples— no encestaron la mitad o más de sus lanzamientos.