DeRozan no necesitará ser operado de su lesión

El escolta podría volver a jugar en menos de un mes

Por fin se están poniendo mejor las cosas para el escolta titular de los Raptors, DeMar DeRozan. El jugador del equipo de Toronto sufrió una lesión inesperada contra los Dallas Mavericks.

Los hechos ocurrieron en una jugada aislada en la cual el escolta de California se fue al suelo con muestras de gran dolor. Después del encuentro se reveló que sufría una lesión en la zona de la ingle, concretamente en su aductor. Desde el equipo médico del equipo de Toronto se trataba de mantener la calma. Por otro lado, en la prensa local la situación era distinta y se pusieron sobre la mesa todas las opciones y la que más fuerza cogía es la peor de todas, es decir, la necesidad de operar a DeRozan. Esto suponía que el principal anotador del equipo canadiense debería estar alejado de las canchas y perderse alrededor de tres meses.
Tras unos días en los que tanto el jugador como los médicos del equipo canadiense evaluaron todas las opciones, por fin se sabe cual será el destino del escolta. Según el propio entrenador del equipo, Dwane Casey, el jugador no tendrá que pasar por el quirófano. A efectos temporales, esto se traduce en un significativo descenso del tiempo que pasará Double-D en el dique seco. Para la lesión que sufre, sin necesitar cirugía, el tiempo medio de recuperación es un mes. Según Casey, desde el equipo mantienen un constante control del jugador que será revaluado semanalmente.
Éstas son grandes noticias para el que ahora mismo es el mejor equipo de la Conferencia Este. Desde la lesión de Demar DeRozan, los Raptors sufrieron dos derrotas consecutivas. Parecía que perderle sería devastador para el combinado canadiense. Lo que en un principio parecía una catástrofe ha hecho que se vea que este equipo es un gran bloque que no se viene abajo rápidamente. Además de hacer valer su juego en equipo, estos días se ha consolidado aún más otro de sus jugadores estrella, Kyle Lowry. Todos los seguidores de los Raptors estamos seguros que a la vuelta de DeMar Derozan, el escolta se encontrará a un equipo todavía más fuerte y consolidado. Sin duda alguna, son momentos dulces para los chicos de Casey, incluso en lo que a las lesiones se refiere.