Los Memphis Grizzlies ganan la Summer League de Orlando

Cinco victorias seguidas liderados por Russ Smith

Ayer los novatos de los Memphis Grizzlies consiguieron hacerse con la Summer League de Orlando después de una final en la que se enfrentaron precisamente a los Orlando Magic. El partido se tuvo que resolver en la segunda prórroga, después de que Russ Smith consiguiese una bomba en una penetración y acabase con el partido en menos de un minuto, ya que el segundo periodo extra se resuelve por muerte súbita. El primero que consiga una canasta gana.

Por otro lado, hemos podido ver como a lo largo de estos cincos partidos que los de Tennessee han disputado esta semana han conseguido jugar un baloncesto con un timón que ha sabido pilotarles a la perfección, Russ Smith. El base, a sus 24 años, parece haber dado un paso adelante en su progresión y podría abrir el debate sobre si debería de entrar o no en el primer equipo y, de hacerlo, con que protagonismo. En la otra cara de la moneda, hemos podido comprobar también como la progresión de Jordan Adams puede haberse estancado algo, ya que ha acabado decepcionando a pesar de acabar como máximo anotador del equipo: 26 de los 64 puntos que ha conseguido en total fueron convertidos desde la línea de personal. Y a esto se le suma un nivel de acierto que como hemos dicho no ha sido el esperado: 2-11 en T3 (18.2%) para un 18-53 en TC (34%). Además, su promedio en asistencias también deja mucho que desear, siendo de una por partido en estos cinco partidos disputados.

Pero no solo estos dos han dado que hablar, ya sea para bien o para mal. Jugadores como Michael Holyfield, Tony Crocker y Okaro White también han demostrado cosas en esta liga de verano. En el caso del exterior, ha sido el mejor desde la línea de tres puntos, habiendo conseguido un 6-17 que le sitúa con un 35% de acierto desde la larga distancia. Si observáis las estadísticas, podréis ver como en porcentaje, Andrew Harrison le supera con un 40%, pero este solamente ha lanzado cinco en toda la semana, consiguiendo dos aciertos. Crocker sin emabrgo ha demostrado que puede tener una gran regularidad desde el perímetro si sigue mejorando en su tiro.

Echando la vista hacia el juego interior, ya hemos nombrado a dos de los más destacados en este apartado. Dos jugadores que también han sabido pelearse debajo de los aros, consiguiendo entre los dos 13.7 puntos y 10.5 rebotes por encuentro. Sin embargo, ha sido Holyfield el que ha podido convencer más al final, ya que ha presentado mucha mayor fiabilidad debajo de los aros, consiguiendo estar por encima del 50% de acierto con 13-23 (56.5%). White sin embargo, parece no haber encontrado todavía el aro, ya que su 8-28 en tiros de campo han dejado mucho que desear. Un paupérrimo 28.6% que no ha convencido a nadie, a pesar de ser el segundo jugador que más ha jugado con 31 minutos de media en los cinco partidos. Una vez nombrados estos dos, cabe destacar la labor de un Jarnell Stokes, quien ha dado muestra de que el año que ya ha pasado en la liga de desarrollo ha servido de algo. El dorsal número uno ha promediado 12 puntos y 6.6 rebotes en los cinco partidos disputados, saliendo en todos ellos desde el inicio.

En cuanto a las ausencias, para acabar, la lesión de Jarrell Martin ha sido la baja más importante dentro del roster. Escogido en la posición número 25 del pasado Draft, tuvo que perderse esta Summer League a causa de una fractura es uno de sus pies por estrés. Un Jarrell Martin que venía siendo uno de los mejores proyectos de este verano para los Grizzlies, pero del que finalmente no hemos podido disfrutar. Además, también hemos tenido que lamentar la baja de JaMychal Green, quien solo pudo disputar el partido contra los Charlotte Hornets, consiguiendo 10 puntos y 1 robo. Tuvo que volverse a Memphis a causa de una enfermedad.

A pesar de dichas bajas, los de Memphis consiguieron llevarse la liga de verano después de vencer a Brooklyn Nets (81-73), Charlotte Hornets (79-75), Magic (blue) (71-73), Oklahoma City Thunder (81-87) y finalmente a Magic (white) (75-73). Cinco victorias que dejan un muy buen sabor de boca a toda la directiva y cuerpo técnico de cara al futuro de la franquicia, ya que muchos de esos jugadores podrían llegar al primer equipo en un futuro no muy lejano.