Análisis de la temporada 2014/2015: John Wall

analizamos al detalle la temporada del base All-Star

El talentoso base nacido en Raleigh, con una dura infancia ya superada, brilló como una estrella en la ya finalizada temporada 2014/2015. Su recompensa al elevado rendimiento llegó con su titularidad en el All-Star, que supuso su segunda presencia, tras ser reserva en 2014. Ha dejado jugadas para el recuerdo de los aficionados, en una campaña en la que su lesión privó al equipo de poder gozar de su mejor jugador. Fue un golpe muy duro para los Wizards que cayeron eliminados ante unos Atlanta Hawks que no estaban rindiendo al nivel esperado.

PROMEDIOS

  • Puntos17.5 (RS), 17.4 (PO)
  • Rebotes: 4.6 (RS), 4.7 (PO)
  • Asistencias: 10 (RS), 11.9 (PO)
  • Robos: 1,7 (RS), 1.4 (PO)
  • Tapones: 0.6 (RS), 1.4 (PO)
  • Tiros de campo44.4% (RS), 39.1% (PO)
  • Tiros libres: 78.5% (RS), 84.6 (PO)
  • Minutos: 35.9 (RS), 38.9 (PO)
  • Partidos disputados: 79 (RS), 7 (PO)

Foto: JOSEPH GLORIOSO PHOTOGRAPHY (CC)
Foto: JOSEPH GLORIOSO PHOTOGRAPHY (CC)

REGULAR SEASON

Meses antes de comenzar el training camp con la escuadra capitalina vio como el Team USA no contó con él, pese a llamarlo para la pre-selección. Se cabreó con la decisión, lo cual le sirvió para coger con mayor motivación el inicio del curso. El conjunto de Washington comenzó con mucha hambre de victoria, demostrando que podrían aspirar al anillo. La lesión de Bradley Beal pasó inadvertida gracias al empeño del base.

Su gran dedicación por el juego le llevó a liderar al grupo, gracias en parte a la ayuda del profesor Andre Miller y de Paul Pierce. El veterano playmaker ejerció de mentor en todo momento, hasta que fue traspasado el día de la fecha límite. Andre era el encargado de darle descanso y aportar su experiencia.

Recordemos que John Wall promedió en su segunda campaña un pésimo 7% en triples, pero gracias a la ayuda de Sam Cassell subió sus porcentajes y ahora es un tirador más fiable. Esa fiabilidad es la que le ha llevado a elevar su promedio de asistencias, hasta situarse entre los mejores. En la regular season ha dado auténticos pases llegando a repartir 10 por noche de media. También ha establecido su tope en tiros de campo. A nivel de números podemos apreciar una evidente mejora del ex de Kentucky.

Su intensidad defensiva contagió al grupo para apretar las líneas de pase, en especial en los instantes finales de los encuentros y a la salida de los vestuarios. El trabajo de Don Newman como asistente se ha visto reflejado en este aspecto, y Nenê ha mostrado en alguna ocasión su agradecimiento. La actitud de Johnathan Hildred Wall y la entrega en defensa le ayudó a ser incluido en el segundo quinteto defensivo de la temporada. También colaboró en que el conjunto de la capital firmase una de las mejores temporadas de su historia, hacía 36 años que no superaban las 45 victorias.

PLAYOFFS

Días antes de conocerse el orden definitivo de la clasificación de la Conferencia Este, Randy Wittman decidió dar descanso a varios de sus jugadores para que llegasen más frescos a la parte decisiva de la temporada. El jugador de Carolina del Norte se perdió su primer encuentro en dos años, llevaba 208 sin descanso alguno. El staff técnico tomó la decisión de que sus piezas clave descansaran en lugar de luchar por ser cabezas de serie.

Finalmente concluyeron en una notable quinta plaza que les enfrentaría a los Toronto Raptors, con el factor cancha en su contra. Paul Pierce poco tardó en calentar la serie provocando a los rivales. Se presentaba un duelo apasionante entre los dos conjuntos teóricamente más igualados del Este.

El base All-Star dirigió a sus compañeros a la perfección, con un gran cúmulo de asistencias. En el primer encuentro ante los canadienses le costó transformar sus lanzamientos, mientras que en el segundo dio toda una lección de repertorios. Lideró el triunfo con una de las mejores actuaciones de su carrera, tomando la batuta del mago, nunca mejor dicho en los Wizards. Firmó unos fantásticos 26 puntos y 17 asistencias. En el tercer asalto The Truth se encargó de sentenciar el encuentro y situar el 3-0. Los Wizards decantaron la eliminatoria para su bando con un contundente 4-0.

En semifinales les esperaba el equipo con mejor récord de la Conferencia, los Atlanta Hawks. La serie no pudo comenzar mejor para los de Washington, que con un gran triunfo. Esa noche Bradley Beal sufrió molestias durante el encuentro, aun así se fue con 28 puntos. Ese mismo día John padeció una dura lesión que le dejó fuera de la competición, sufrió cinco fracturas en su mano y muñeca izquierda. La peor noticia que podía llegar para un equipo que soñaba con alcanzar las finales se hizo realidad. En el segundo encuentro, pese al gran rendimiento de Ramon Sessions, los Wizards poco pudieron hacer y fueron derrotados. La actitud cambió radicalmente para el primer partido ante los Hawks en el Verizon Center, los chicos de Wittman salieron a dejarse la piel por su líder. Abrieron una buena brecha en el electrónico y cuando todo parecía encarrilado los de Atlanta remontaron con la que se podría considerar la tercera unidad. En los últimos segundos el veterano alero con pasado en los Boston Celtics no se cortó un pelo y transformó un increíble buzzer-beater, que enloqueció a todo el estadio. Wall se mostró eufórico junto a sus compañeros.

En el cuarto enfrentamiento Jeff Teague lideró el empate (2-2) de los suyos. El que fuera nº1 del Draft de 2010 quiso arriesgar y saltar a la pista para ayudar a los suyos a romper la serie. Pese a poner todo su empeño no pudo hacer nada para evitar una nueva derrota. La semifinal marchaba 3-2 y viendo el juego desplegado de la escuadra capitalina no parecía que fuesen a darle la vuelta a la eliminatoria. El base no se quedó corto y aportó 20 puntos, 13 asistencias y 6 rebotes. Cuando los Atlanta Hawks vencían por tres Paul Pierce se jugó un triple a la desesperada, que increíblemente entró a canasta pero tras la revisión de los árbitros se vio reflejado que faltaron apenas unas centésimas para que hubiese subido al electrónico.

Foto: Keith Allison (CC)
Foto: Keith Allison (CC)

LESIÓN DE LA TEMPORADA

El 7 de mayo por la tarde se hacía eco en las redes sociales la grave lesión del base que pasó por Kentucky. Sufrió cinco fracturas en su mano y muñeca izquierda, por lo que parecía que no volvería a vestirse de corto. El segundo partido no lo disputó y al día siguiente se anunció la triste noticia para los Wizards. Fue un enorme varapalo, pero él quiso ayudar a sus compañeros desde la cancha de modo que forzó en los dos últimos encuentros, aunque no pudo evitar la eliminación.

MEJOR MOMENTO DE LA TEMPORADA

Su nombramiento como titular en el All-Star fue un gran paso adelante en su carrera. En las temporadas anteriores no había visto el reconocimiento que él y muchos medios especializados en el equipo consideraban que merecía. Es la recompensa a años y años de trabajo.

Meses antes de ello vio como le descartaban inesperadamente de la selección que representaría a Estados Unidos en el Mundial de España. Al finalizar el curso se dio cuenta de que todo volvió a la «normalidad» al no ser incluido en ninguno de los quintetos ideales de la temporada. Es por ello que anunció en Twitter que llegará con más ganas que nunca para la próxima, se lo tomó como algo motivador para continuar trabajando.

SITUACIÓN CONTRACTUAL 

El base de 24 años firmó una extensión de contrato hasta el verano de 2018, con lo que queda John Wall para rato en Washington. La presumible llegada de Kevin Durant en 2016 ayudará a que el conjunto crezca y pueda aspirar con más fuerza al anillo. Mientras tanto, buscarán asemejarse al estilo de juego empleado por los Golden State Warriors que tanto éxito les ha dado.

EXPECTATIVAS DE CARA AL PRÓXIMO CURSO

Tras una temporada en la que ha brillado como las estrellas, espera que la próxima sea la definitiva para alcanzar las ansiadas Finales. Como hemos comentado anteriormente quiere volver a rendir a su máximo nivel para demostrar a todas aquellas personas que no confían en él que se equivocan. Es el playmaker y el jugador que tiene que liderar a esta gran escuadra. El nuevo sistema de Randy Wittman podría ayudarle a superar su registro personal de asistencias. Subirá la velocidad y se generarán más lanzamientos lejanos a base de una buena distribución del balón.


La próxima temporada de los Washington Wizards pinta de maravilla, ¿o no?