Las cuatro claves de la nueva defensa de los Denver Nuggets

Quieren reorganizar el sistema defensivo por completo

Fuente: Hansdieter Schweiger (CC)
Fuente: Hansdieter Schweiger (CC)

Parece que el nuevo entrenador de los Denver Nuggets, Michael Malone, está instaurando un sistema defensivo completamente nuevo en los Nuggets. Darrell Arthur, el cual fue drafteado en 2008 por Memphis Grizzlies y conoció de la mano de Lionel Hollins uno de los esquemas defensivos mejor organizados de la liga en estos últimos años. El propio Arthur ha declarado que ahora en Denver siente como si mirara en un espejo al comparar las defensas de Denver y de Memphis, algo que está muy lejos de lo que venían siendo los últimos años de la mano de Brian Shaw:

«Lo que veo ahora es la manera en la que me enseñaron a mí a jugar al baloncesto, y creo que es la mejor manera de hacerlo. Nos está enseñando el posicionamiento correcto y, a pesar de que comentamos errores, siempre estamos haciendo coberturas y comunicándonos, y lo perfeccionaremos con el tiempo.»

Lo que Malone busca quiere basarlo en cuatro claves, que serán los pilares básicos que tendrá que aprender cada jugador del roster:

Regla 1: evitar el triple desde la esquina

Malone quiere bajar ese 36.5% que permitieron los de Colorado el año pasado, ya que es consciente que es el tiro con mayor porcentaje de acierto y el más «fácil» de anotar.

Regla 2: proteger la pintura

El año pasado los Nuggets permitieron un 60% de acierto rival en la pintura. Kenneth Faried y J.J. Hickson, pese a tener físicos privilegiados, no tienen aptitudes que les permitan defender de manera eficaz a los hombres altos dominantes de la liga. Este año se buscará que no anoten bandejas fáciles en transición y proteger el rebote para no permitir segundas oportunidades.

Regla 3: defender sin faltas

El año pasado fue desastroso en este sentido. Denver fue el equipo que más faltas hizo, con 23, siendo así el equipo que más tiros libres concedía, con casi 27 por partido, y siendo el único que recibía 20 puntos por partido de tiros libres.

Regla 4: no forzar robos

A Malone, como a cualquier otro entrenador, le gusta que sus pupilos roben balones, pero no quiere que se descoloque la defensa solo por intentar interceptar un pase. En la época de George Karl, los Nuggets hicieron 762 robos en su última temporada, estadística muy buena que ha disminuido drásticamente estos 2 años.El propio Malone ha hablado de ello:

«No voy a negar que me guste robar balones y correr al contraataque, pero estamos más interesados en defender la zona y no desharemos el entramado defensivo para cortar las líneas de pase.»