Los Celtics no creen estar pasando por una crisis

Boston suma tres derrotas en cuatro partidos

Foto: Brths (CC)
Foto: Brths (CC)

Había muchas ganas de ver a los nuevos Boston Celtics esta temporada, sobre todo después de la gran segunda mitad de la pasada campaña. Los Celtics se han reforzado bien este verano con las incorporaciones de jugadores como David Lee y Amir Johnson, y tras sólo perder un partido de la pretemporada, llegaba el momento de la verdad en la Opening Night ante los Sixers en el TD Garden. Los de Brad Stevens se hicieron con la victoria, pero no jugaron un buen baloncesto. Esta tónica se ha repetido en los tres siguientes partidos en los que, sobre todo debido al mayor nivel de los rivales, no se consiguió el triunfo. Toronto Raptors y San Antonio Spurs en casa, y los Indiana Pacers en el encuentro de ayer, fueron los verdugos de unos Celtics que mostraron muchas carencias que deberán resolver si quieren sumar más victorias a su casillero.

Isaiah Thomas fue una vez más el máximo anotador de «Los Orgullosos Verdes» en el partido disputado en Indianapolis, pero esta vez fue diferente. La lesión en un pie de Marcus Smart llevó a Stevens a tomar la decisión de incluir al pequeño base en el quinteto titular, dejando atrás el rol de sexto hombre que se presume vuelva a tener este año. Thomas no estuvo nada bien en la primera parte ante los Pacers, pero tampoco lo estuvieron ninguno de sus compañeros, sobretodo en ataque. Los Celtics siguen teniendo dificultades para encontrar la canasta (amén del eterno problema con los rebotes), pero en la segunda mitad lograron mejorar este aspecto para, al menos, luchar por la victoria hasta el último momento.

Además del poco acierto en los tiros, Boston tuvo un enorme problema de manejo de balón, y las pérdidas de éste fueron clave para que unos Pacers liderados por Paul George acabaran ganando. Brad Stevens habló sobre este aspecto tras el partido:

«No puedes ganar cuando te pasan por encima en los tableros y además pierdes tantos balones como hemos hecho hoy. […] Finalmente pudimos mover el balón como queríamos, y atacamos mucho mejor; esa es la mejor parte de la segunda mitad para mí.»

Es cierto que en la segunda mitad los Celtics se parecieron un poco más a lo que quieren ser, pero el mejor rendimiento está todavía lejos. Además de la anotación, Thomas hizo un buen trabajo en el movimiento de balón, y sobre todo en el tercer y el último cuarto, encontró a sus compañeros en posiciones claras para anotar. Como líder del equipo en esta primera semana, Isaiah quiso salir al paso del pesimismo provocado por las derrotas, y habló muy claro:

«No sé que está fallando, pero lo tenemos que solucionar cuanto antes. Estoy cansado de perder, no vamos a entrar en pánico, pero a la vez tenemos que hacer cambios

«Al final jugamos bien, pero jugar bien no es suficiente para conseguir victorias en esta liga

Todos coinciden en la necesidad de mejora de los Boston Celtics, y aunque es cierto que sólo se han disputado cuatro encuentros, el rendimiento ha dejado mucho que desear. Brad Stevens y sus chicos tienen un gran obstáculo en su próximo partido, donde visitarán a unos Washington Wizards lanzados tras su victoria en el último segundo ante los Spurs. Muchos jugadores verdes tendrán que dar un paso adelante, e Isaiah Thomas parece, por el momento, el elegido para hacerlo.