Portland apela a la unión del equipo como clave para ganar

el equipo asegura estar en la dirección correcta

Another Believer (CC)
Another Believer (CC)

Anoche Portland volvió a caer en un partido ajustado. Esta vez lo hizo frente a Cleveland Cavaliers por 100-105, en un partido que los de Stotts llegaron a disponer de amplias ventajas en el marcador y del que pudieron haber salido victoriosos. Sin embargo, una vez más, dejaron escapar claras ventajas en el marcador para acabar sucumbiendo ante LeBron y compañía en un nuevo final igualado.

A pesar de ello y de las noticias y rumores que rodean al equipo (los medios insisten, a pesar de las palabras de Stotts, en recordar el balance de derrotas en los partidos igualados), los jugadores siguen unidos y no se desaniman para afrontar lo que queda de temporada.

Al menos esto es lo que se ha asegurado desde el seno del equipo, donde insisten en que a pesar de todo, nadie ha tirado la toalla y nadie se ha desmarcado del objetivo: Pelear juntos y lograr la mejor temporada de transición posible.

«Lo más importante es que todos se preocupan por ser parte del grupo, más allá de las victorias, de las derrotas o de jugar bien o mal. Incluso los que no han jugado todo lo que querían han demostrado estar con el equipo y eso me hace ver que están con el grupo«.

Lillard, que este año se ha convertido en la estrella del equipo y el jugador con más responsabilidad en la pista, también ha asumido el papel fuera del parqué y esta vez ha salido en defensa de los suyos.

«Cuando alguien se sacrifica y se traga su orgullo y acepta cualquier papel, demuestra que tiene un compromiso, el de ser parte de un equipo, de un grupo, y estos chicos han sido grandes por demostrarlo. Cuando alguien anima independientemente de su situación, eso es enorme y perfecto para nosotros. Muestra que vamos en la buena dirección«

Otro miembros que quiso referirse al equipo, su actitud y lo visto en los partidos anteriores fue el escolta Allen Crabbe, que pese a salir desde el banquillo, se ha postulado como uno de los jugadores claves de estos nuevos Blazers.

«Puede que usted (la prensa) mire atrás y vea las derrotas, pero yo veo un equipo que está peleando con los mejores de la liga, con equipos que estarán con total seguridad en Play Offs, y nosotros les plantamos cara. Puede que sean partidos que pudimos haber ganado, pero el hecho de pelearlos y estar hasta el final, con actitud, nos hace ver que esta es la dirección correcta»

Muy similar a Lillard fueron sus palabras para referirse a sus compañeros de equipo en cuanto a la actitud se refiere.

«Nadie está bajando la cabeza, ni molesto o frustrado. Nadie se irrita ni se desvanece. Todo el mundo está unido, en la misma página de la historia, y eso nos hace fuertes como equipo, esa es la línea que hay que trazar y seguir. Tenemos mucha temporada por delante para cambiar las cosas, así que nadie tiene la necesidad de agachar la cabeza ni deprimirse por nada»

Portland, que ahora mismo cuenta con un balance de 9 victorias y 14 derrotas, afrontan un nuevo partido este viernes, esta vez frente a un rival más asequible, los Phoenix Suns (9-13), y puede que no lo hagan como el equipo más victorioso de la Liga o el más prometedor, pero sí lo hace como uno de los más optimistas y unidos de toda la NBA.