Balance del fichaje de Greg Monroe

Analizamos sus primeros 25 partidos

Fuente de la foto: Kent.Chiu (CC)
Fuente de la foto: Kent.Chiu (CC)

Tras 25 partidos, parece que ya es suficiente para sacar conclusiones sobre el fichaje del gran Greg Monroe. Tras hacer lo imposible e impensable, vencer a estos Warriors, de la mano del propio Monroe que lideró al equipo durante todo el partido, los Bucks se preguntan ¿era Monroe la decisión correcta?.

Este tipo de juego (el mostrado ante los Warriors), era el que pedían los fans de los Bucks, este era el Monroe que esperaban tras firmar su contrato de largo plazo. Pero ¿Valía Monroe todo lo pagado por él? ¿Ha dado la talla para los 50 millones que pagaron los Bucks?

La respuesta es sí. Si hablamos de ataque, éste se está echando el equipo a la espalda, 18.6 puntos, 11.3 rebotes, 2.8 asistencias y un 52.5% en tiros de campo en cada 36 minutos. No se le puede pedir más al pívot titular, eficiente, inteligente, dominante, seguro y capaz de jugar el 1 contra 1 sin problema. En época de Small Ball hay que confiar en hombres altos de este estilo, capaces de ponerse de espaldas a canasta, éste recuerda mucho al estilo de Al Jefferson.

Pero pese a esto los Bucks van 10-15, ¿entonces qué falla en el equipo de Wisconsin? la defensa. La defensa es lo peor de los de Kidd, apartado en el que Monroe es de los mejores del equipo. Estos son el 26 equipo en defensa permitiendo 107.5 puntos por cada 100 posesiones. Estos han pasado de ser los cuartos en defensa, el pasado año, a ser los cuartos por la cola. El índice defensivo del ex Piston es de 103, nada fuera de lo normal, pero cuando él no está en pista, el equipo encaja 3.7 puntos más en cada 100 posesiones. Pese a esto aún quedan 57 partidos en los que arreglar la imagen del equipo.