Los Bulls se abonan al «tercercuartismo»

Philadelphia 76ers 96-115 Chicago Bulls

Fuente: commons.wikimedia.org (CC)
Fuente: commons.wikimedia.org (CC)

Los Bulls recibían a los Philadelphia 76ers en el que parecía a priori un partido plácido para los de Chicago, más acentuado aún al conocer la baja de Nerlens Noel horas previas al partido. El marcador no se abriría hasta los 2:50 de partido, cuando Pau Gasol anotó dos TL que inauguraban el marcador tras un inicio desastroso en el tiro para ambos equipos. Llegando al ecuador del cuarto, los Bulls ganaban 4-6 con canastas sólo de hombres altos (Gasol, Okafor y Gibson) en una serie verdaderamente desastrosa en tiros, con un total de 4-19 en TC en el partido. Jahill Okafor hizo una de las jugadas de la noche sobre los 10 minutos de juego, culminando una gran jugada con un mate. Los Bulls ganaban por 12-13 faltando poco más de dos minutos, siendo un cuarto de pobre anotación. Jimmy Butler sumaba 6 puntos a pases de Pau Gasol, y el español dominaba también en la pintura, haciendo que los de Chicago tímidamente cogieran las riendas del partido, aunque el acierto de Stauskas mantuvo vivos a los 76ers. Al final del 1Q ganaban los Bulls 19-24.

Un triple de Mirotic en el primer minuto de juego del 2Q provocaba el tiempo muerto y la ira de Brett Brown, con los Bulls yéndose 9 arriba en el marcador. Después de este tiempo muerto, los Sixers jugaron unos minutos totalmente dominantes, yéndose 32-30, 2 arriba en el marcador. Es impresionante el trabajo de Brett Brown para unos Sixers en  horas bajas. Jerami Grant se mostraba imperial en defensa, mientras que Wroten y Okafor llevaban el peso ofensivo del equipo. Covington era el que más desentonaba, sobre todo en la toma de decisiones en ataque. Por los Bulls, Derrick Rose pasaba totalmente desapercibido, con Pau y Butler liderando al equipo y Mirotic alternando minutos bueno con minutos muy malos. Se empezó a producir un intercambio curioso de canastas, mientras transcurrían los minutos y las alternancias en el marcador se iban produciendo. Tras un gran parcial, Philadelphia ganaba al descanso por 56-51, con un Jahill Okafor descomunal.

Empezaba la segunda parte muy bien para los locales, que empataban el partido con menos de dos minutos justo con la primera canasta del partido de Derrick Rose. Los Bulls retomaban la ventaja antes del ecuador del 3Q, haciendo que Brett Brown parara de nuevo el partido. Esta vez no surgió el mismo efecto que en el 2Q, si no que los Bulls salieron aún mejor, aumentando las distancias caminando hacia el +10, provocado por un pobre movimiento de balón de Phildelphia, que cometieron muchas pérdidas. Con un 2+1 de Snell, los Bulls mandaban por 12 en el marcador, a falta de 1:55 para irnos al 4Q. A los locales les valió el 3Q para medio sentenciar un partido que los Sixers habían luchado… Hasta el descanso. Al final del 3Q los Bulls ganaban 68-85. 

Los visitantes seguían con sus serios problemas en ataque, recordando a los primeros minutos de partido, apenas sin anotación. Si a eso le sumamos que en los Bulls hombres como McDermott, Snell o Mirotic estaban realmente enchufados, ya podemos entender mejor el porqué de ese parcial tan escandaloso que llevaban a favor los Bulls desde que fueran 5 abajo al descanso. Al fin los 76ers encadenaban una serie de buenas acciones, haciendo que Hoiberg parara el partido tras un parcial de 5-0 para los visitantes, con buenos minutos de Wood. Nada más lejos de la realidad, los Bulls volvían de nuevo al partido para cerrarlo e incluso dar minutos a Bobby Portis, que sin duda los aprovechó con creces. El partido acabó trascurriendo sin demasiada historia hasta llegar al marcador final de 96-115. 

Por los Sixers habría que destacar el partido de Jahill Okafor, que acabó con 22 puntos, 8 rebotes y 1 tapón. Con él, habría que sumar el buen partido de Grant sólo en defensa, pues en ataque estuvo muy limitado. Jerami sumó 5 tapones, 6 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. Canaan tuvo un partido muy pobre, así como McConnell. Algo mejor estuvieron los últimos de la rotación, aunque no valdría para superar a un banquillo de los Bulls con mucha más aportación.

Por los Bulls, el mejor fue Pau Gasol con 13 puntos, 7 rebotes, 6 asistencias y 2 tapones. Jimmy Butler empezó muy fuerte pero se quedó sin anotar un sólo TC en la segunda parte, quedándose en 23 puntitos de nada. Tony Snell hizo un doble-doble con 16 puntos y 11 rebotes. Rose hizo un partido paupérrimo rozando la vergüenza tras prácticamente no haber participado en el juego del equipo. Mirotic anotó 17 puntos y McDermott 13, liderando la anotación desde el banco para los de Illinois.