Jae Crowder no quiere restricción de minutos

El alero se recupera de un esguince de tobillo

Jae Crowder, alero y alma de los Boston Celtics (Foto: Yago Cousiño)
Jae Crowder, alero y alma de los Boston Celtics (Foto: Yago Cousiño)

En una accidentada temporada regular, los Celtics han tenido muchos problemas para contar con todos sus jugadores disponibles y hasta la semana pasada, Brad Stevens pudo tener a todos los miembros del equipo listos aunque no al 100% de sus capacidades.

Uno de esos casos, fue el de Jae Crowder, que luego de recuperarse de la lesión en su tobillo que lo obligó a perderse dos semanas, se reincorporó a los Orgullosos Verdes aunque aún en el último partido, contra los San Antonio Spurs tuvo que tener una restricción importante de minutos, algo que como esperábamos, no le gustó para nada el número 99 de los Celtics.

Inicialmente, el mismo Crowder confesó que los entrenadores querían que jugara como máximo, 25 minutos y el alero terminó en casi 28, a pesar del disgusto de los entrenadores:

«Es fácil» dijo entre risas. «Yo dije, ‘No. No puedo con esto. Vamos, vamos a jugar. Al entrenador Ed (Lacerte) no le gustó. Al entrenador principal no le gustó. Pero soy un jugador, es difícil sacar a alguien del juego cuando siente que pueden ayudar al equipo”.

Sin embargo, Jae aclaró que no tenía problema con la restricción de minutos, pero en esa clase de partidos contra las grandes potencias de la liga, quiere dejarlo todo por el equipo:

«Trato de ser un profesional para mi cuerpo tanto como sea posible», agregó Crowder. «Así que en los últimos partidos he estado bien con la restricción de minutos. Es sólo que este juego lo queríamos ganar y sentí como si tuviéramos una oportunidad, pero nos quedamos cortos».

Luego de perderse gran parte de la segunda mitad del duelo contra Minnesota por decisión de Stevens, se llegó a pensar en la posibilidad de descansar más partidos para no forzar su recuperación. No obstante, parece que la decisión quedo descartada por el buen andar de Jae recobrando actividad luego de su esguince de tobillo.

«Se me ocurrió», dijo. «Hablamos de eso con el equipo de entrenamiento. Si probablemente tengo un juego más como lo hice en Minnesota, donde no pude volver al juego, creo que me harán sentar algunos partidos. Pero progresando como estoy ahora en los últimos partidos, estaré bien».

Mientras los Celtics preparan una semana de cuatro partidos, los dos días de descanso luego del difícil partido contra San Antonio le habrán sentado muy bien a Jae, que necesita contar con su cuerpo saludable para que las aspiraciones de los Celtics sean altas con el andar de la temporada.