¿Por qué es tan difícil defender a Kristaps Porzingis?

El 6 de los Knicks puede hacer de todo en ataque

Kristaps Porzingis, progresa adecuadamente como estrella ofensiva/Nil Alemany (SB)

Lo que nadie se esperaba es nada más llegar empezara a rendir de la forma que lo hizo, y es que Kristaps Porzingis, aparte de un gran intimidador en defensa, es prácticamente imparable, haciendo casi de todo y moviéndose como los jugadores más habilidosos de la liga. Y es que después de una temporada rookie más que notable, la nueva estrella de la franquicia ya se va hasta los 20 puntos 10 rebotes 2 tapones en su segunda temporada. Lo más interesante de todo esto es que parece que Kristaps Porzingis solo está empezando.

Empezamos por las armas que presenta este unicornio en su ofensiva. La primera y la quizá la más decisiva es su tiro de tres puntos. Es cierto que cada vez hay más interiores capaces de sumar de 3. Pero pocos con la agilidad y la frecuencia que lo hace Kristaps Porzingis. El Knickerbocker promedia más de 5 intentos por partido, superando a jugadores como Kevin Durant, Chris Paul o JJ Redick. Con un porcentaje más que aceptable cercano al 40% de acierto.

Esto provoca sacar a los jugadores más altos del equipo rival fuera de la zona, creando espacio para los mejores penetradores del equipo, o para Carmelo Anthony, especialista anotador en el poste medio. Además de convertirlo en un jugador letal de pick-and, pudiendo finalizar tanto dentro como fuera y jugar con el defensor dependiendo de lo que este le proponga. De echo, el 18% de los puntos que anota Porzingis provienen del pick and roll, aunque solo anota un 45% de esos tiros que provienen de pick.

La otra gran arma para Kristaps Porzingis en el ataque, sino la mejor, es que puede crearse sus propios tiros. Y no cuando recibe en una buena situación de aclarado, que también. Lo más interesante y letal es que puedo hacerlo des de todas las posiciones. Tanto en el poste medio, bajo, donde su altura y agilidad recuerdan al mejor Dirk Nowitzki, como desde la línea de perímetro, donde driblar y penetra como los mejores en el crossover. Esta claro que aún no esta al nivel del mejor Nowitzki, pero el letón tiene todas las armas para convertirse en un anotador igual o mejor que el alemán, pues recordemos que estamos hablando de un chico de solo 21 años de edad.

Porzingis puede atacar a cualquier defensor, si es más bajito lo lleva al poste para sacar un tiro cómodo, situación que se da muchas veces después de un pick and roll que no han logrado finalizar. Si es más alto o de mayor envergadura, lo ataca desde fuera logrando romperlo para llegar a canasta, o que este tenga que darle la distancia suficiente como para que no se vea superando, lo que significa que tendrá la distancia para sacar un tiro cómodo. El rango de tiro es simplemente total, pudiéndote lanzar de todas las posiciones de la cancha. Esta situación la vemos sobretodo cuando juega de pívot y ataca a los 5 rivales, que son mucho más lentos que la estrella de Nueva York.

Hasta el momento, Kristaps Porzingis esta jugando la mayoría de sus minutos en el puesto de ala pívot. Pero parece que donde es más letal es en el puesto de cinco, es cuando los New York Knicks tienen mejores números en el más / menos. El 6 de los Knicks solo disputa un 39% de sus minutos en esa posición. Eso también se debe a que los tres principales centers del equipo están respondiendo bien, Joakim Noah, Kyle O’Quinn y Willy Hernangómez. Pero cuando el equipo une en pista a Carmelo Anthony y el propio Porzingis en las posiciones de 4 y 5, crean una ofensiva prácticamente imparable.

La arma que le hizo más famoso, sobretodo en sus inicios, fue la del rebote ofensivo. Si bien es verdad que en el rebote defensivo ha sufrido varias veces, ahora lo esta mejorando y en los últimos partidos ya se va a las dobles figuras con facilidad. El rebote ofensivo siempre ha sido una de sus especialidades, y eso es porque muchas veces aparece desde el perímetro y ninguno de sus defensores lo bloquea. Aunque con esa altura Porzingis se hace grande ante cualquier rival, y puede dominar todas las pinturas.

Como ya hemos comentado, tener esa altura combinada con esta agilidad es letal. Esto también le permite correr la cancha como un exterior, y finalizar muchas veces los contraataques del equipo, incluso alguna vez sería capaz de dirigir el la ofensiva rápida, pues no tiene mal manejo de balón. En estas situaciones sus cualidades físicas lo hacen un jugador imparable a la par que espectacular, ya que suele acabar los contraataques con mates o alley-oops que levantan a todos los aficionados que hay en el pabellón de sus asientos.

https://twitter.com/nyknicks/status/807450752117456897

Para finalizar, aunque de momento no esta siendo una de sus mejores armas, ya ha demostrado su capacidad para pasar el balón. Aún es joven, y el mismo ha reconocido que le cuesta leer las defensas, y las diferentes situaciones que le plantean. Tiene buenas manos para asistir a sus compañeros, pero aún le cuesta saber decidir cuando tiene que finalizar él o cuando tiene que buscar al compañero desmarcado.

Las situaciones en que vemos al Porzingis pasador son sobretodo cuando esta en pista con la segunda unidad. Ya que muchas veces esa segunda unidad son 4 jugadores de la banca más el letón. En ese momento él es la principal arma anotadora, y los jugadores europeos como Mindaugas Kuzminskas y Willy Hernangómez saben leer muy bien esos espacios, incluso la grata sorpresa de la temporada Justin Holiday, es un jugador que saber moverse muy bien sin balón.

Es indiscutible que la progresión del jugador da para ser un jugador franquicia en todos los sentidos. De momento, es el tercer jugador del equipo que más responsabilidades coge en la ofensiva, por detrás de Carmelo Anthony y Derrick Rose. Esto le esta viniendo muy bien, pues no tiene la presión de los focos y la prensa que siempre le van exigir resultados. Sus dos compañeros le sirven de escudo si el equipo no rinde como se espera. Aparte, encontrarse en un equipo buen equipo des de tan joven, te enseña a competir, y es una situación mejor que la que se pueden encontrar otras jóvenes estrellas de la liga. Jugadores como Karl Anthony Towns o Joel Embiid, suman buenas estadísticas con facilidad, pero en muchos de los partidos, su equipo ha dejado de competir varios minutos. Esta competitividad constante hará de un jugador mejor y más maduro a Kristaps Porzingis cuando llegue la hora de la verdad, y tenga que recoger las llaves de la franquicia más mediática del mundo, los New York Knicks.

Os recomendamos que vayáis a la fuente que tenéis abajo donde encontrareis varios vídeos de algunas de las situaciones que acabamos de comentar. Otras son de cosecha propia.