Los Wizards se fijan en Serge Ibaka

iría a Washington a cambio de Bradley Beal

Bradley Beal ha encontrado su ritmo anotador. Keith Allison (CC)

Los últimos rumores en el mercado de traspasos apuntan a una posible negociación entre Washington Wizards y Orlando Magic. El equipo entrenado por Frank Vogel recibiría al escolta Bradley Beal y enviaría a cambio uno de sus pívots, Serge Ibaka.

Orlando Magic se está replanteando la organización de su plantilla, y estaría dispuesto a hacer cambios antes de febrero. Serge Ibaka podría situarse como moneda de cambio en algunas negociaciones por diversos factores. Por un lado se trata de un jugador asentado y con trayectoria en  la liga, con registros muy positivos, por lo que no le costaría encontrar equipo. Pero por otra parte, desde la franquicia de Orlando Magic creen que no acaba de encontrar la regularidad necesaria para el buen funcionamiento dentro del equipo.

Las aportaciones que haría Bradley Beal al juego de los Magic son muy claras: se trata de un joven de 23 años de edad con una capacidad ofensiva enorme, podría ayudar a mejorar el ataque y porcentaje de tiro de Orlando Magic. El deseo de los máximos representantes del equipo es traer un talento anotador que ayude a decidir partidos junto a Aaron Gordon, Bismack Biyombo o Nikola Vučević.

En los rumores de esta negociación también se incluye al alero Jeff Green, que no está cumpliendo con las expectativas en Orlando Magic. La situación para Washington Wizards es complicada, teniendo que gestionar dos talentos con tanto protagonismo y manejo de balón como John Wall y Bradley Beal, así que las incorporaciones de Serge Ibaka y Jeff Green podrían mejorar y ayudar a definir su juego, dejando como único referente en el juego exterior al base y jugador franquicia John Wall.

El rendimiento defensivo de los Wizards también se vería gratamente compensado con estas dos incorporaciones, pues el equipo está recibiendo muchos puntos y necesita incorporaciones en la pintura que paren la sangría que les está llevando a uno de sus peores comienzos de temporada.