Los Warriors podrían renovar a Kevin Durant y Stephen Curry

Gracias a la nueva estructura aprobada en la liga

Existe una forma para los Warriors de renovar a Kevin Durant y a Stephen Curry. Nil Alemany (SB)
Existe una forma para los Warriors de renovar a Kevin Durant y a Stephen Curry. Nil Alemany (SB)

El verano de 2016 fue uno de los más polémicos en toda la historia de la NBA en general, y de la agencia libre en particular, pues uno de los mejores jugadores de la liga llegó a un equipo que acababa de firmar un record de 73 victorias y 9 derrotas en una temporada, lo que prácticamente hacía injusto el movimiento a ojos del resto de las franquicias de la NBA, ya que Kevin Durant se unió a los Warriors sin que éstos tuvieran que rendir ningún tipo de cuentas a Oklahoma City.

Sin embargo, Kevin Durant fue prudente en su decisión, y no se precipitó a casarse con los Warriors sin saber lo que le esperaba, firmando un contrato de un año con extensión a otro, lo que nos sitúa en el dilema de los Golden State Warriors para este próximo verano, pues sus estrellas Stephen Curry y Kevin Durant acaban contrato este verano, y parece que no hay suficiente dinero como para mantener la plantilla intacta. En una realidad en la que no importa mucho el dinero para los deportistas profesionales, Kevin Durant optaría por cumplir su contrato y seguir en los Golden State Warriors, pero eso seguramente no sea posible, y acabe por irse a la agencia libre para así poder cobrar el nuevo máximo salarial que obtendría, unos 36 millones de dólares aproximadamente (por temporada).

Por otro lado, tenemos a Stephen Curry, que ya de una vez por todas finaliza su ridículo contrato en el que casi toda la NBA cobraba más que él, pero también hay que ser comprensivos, pues llegó en un momento de la carrera de Curry en el que sus tobillos se rompían con más facilidad que un palillo de dientes. Sin embargo, los rumores apuntan a que podría alcanzar un contrato de unos 207-209 millones de dólares, una cifra casi nunca vista en el deporte mundial para un jugador profesional, aunque con todo el servicio que ha ofrecido a la franquicia es totalmente merecido.

Renovar a las dos estrellas es posible. El tema está en quién se queda fuera, pues los contratos de 10 millones de dólares de Shaun Livingston y de 16 de Andre Iguodala parecen escaparse de las manos de los Golden State Warriors, y a no ser que sean lo suficientemente honestos como para perdonar mucho dinero, andarán buscando el último gran contrato de sus carreras. Por otro lado tenemos a contratos menores pero que ascienden en cifras por el CBA, como el de Patrick McCaw, que pasa de 905.000$ a 1,3 millones, o los de West, Clark, Varejao y McGee, que pasan de 1 millón a 1,47 millones de dólares. Poder renovar se puede renovar a las dos estrellas… perro a quién dejan fuera, ¿Livingston o Iguodala?.