Kyrie Irving pide a sus compañeros que no participen en la reanudación de la temporada

Irving da un paso más

Kyrie Irving está siendo protagonista de los titulares más revolucionarios con respecto al plan de reanudación de la temporada NBA. El base de los Nets lidera, junto con Avery Bradley, una coalición de jugadores que abogan por la no finalización de la temporada para no desviar el foco mediático de las protestas provocadas por la desigualdad racial en Estados Unidos a raíz de la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis el pasado 25 de mayo.

La última de sus acciones ha sido bastante directa con el objetivo puesto en el chat grupal de los jugadores de Brooklyn Nets. Irving ha pedido a sus compañeros que no participen en el reinicio de la temporada y mantengan la protesta contra la competición. Como se ha repetido por parte de algunos sectores con motivo de la vuelta del fútbol español, ‘vuelve el negocio, no el fútbol’. Algo así está intentando comunicar el jugador nacido en Melbourne.

Para poner la guinda en el pastel, Kyrie Irving manifestó a los jugadores que pueden comenzar su propia liga y dejar de lado a una NBA que ha hecho todo lo posible por promover y apoyar las reivindicaciones sociales de sus jugadores. Esta información fue dada por Stefan Bondy del New York Daily News, aunque poco después fue desmentida por parte de la periodista Taylor Rooks de Bleacher Report. Sigue sin haber claridad sobre lo sucedido en ese chat grupal, aunque en lo que sí coinciden es en que después de alentar a sus compañeros decidió salirse del grupo.

Estas protestas que se suceden día tras día siguen sin preocupar a la NBA que “no ve en peligro la reanudación de su temporada” según pudo confirmar Adrian Wojnarowski de la ESPN. Adam Silver dio una entrevista hace poco menos de 48 horas en el programa Sports Center del gigante norteamericano de la información deportiva donde confirmaba que sabía que “este plan no será del agrado de todos”. La liga impulsará una cláusula a la que los jugadores se podrán acoger para no participar en el retorno de la temporada en Disney World sin acarrear en incumplir el contrato. Los que decidan no volver tendrán que comunicarlo antes del 24 de junio y perderán la parte de su salario correspondiente a los partidos que no jugarán.