Mark Cuban tira de sarcasmo al hablar de Derek Fisher

El propietario de los Mavs todavía no lo ha perdonado

El propietario de los Dallas Mavericks, Mark Cuban, ha hablado sobre el ahora entrenador de los Knicks, Derek Fisher. Por todos es sabido que la relación entre Cuban y el ex jugador no es demasiado buena, y todo se remonta a la temporada 2012-2013. El veterano base jugó como base titular para los Mavs. Su rol en el equipo texano, tras haber ganado 5 anillos con los Lakers y llegar a unas Finales de la NBA con los Thunder de Kevin Durant, era simbólico. Aportó su temple y algún que otro triple bombeado tan característico de Fisher. Tras haber disputado solo nueve partidos con la franquicia de Texas, el ex base sufrió una lesión. Derek Fisher pidió a Mark Cuban que lo dejara en libertad para poder estar más tiempo con su familia, ya se podía intuir su retirada. El propietario de los Mavericks accedió a ello, pero el problema llegó cuando esa misma temporada el base de Arkansas firmó por los Oklahoma City Thunder. Ahí Cuban se enfadó mucho con Derek, y de ahí viene todo el resentimiento hacia el ex jugador.

Recientemente, un periodista le preguntó al propietario del equipo de Dallas acerca del récord negativo de los New York Knicks (4-12) que son entrenados por Derek Fisher. Sin duda alguna era una pregunta que buscaba la polémica y, si al otro lado del micrófono está Mark Cuban, no puedes esperar otra cosa:

«Me preocupa más su salud y su bienestar. Ahora mismo sé que lo estará pasando mal volando, viajando y estando lejos de los suyos.»

Sin duda alguna, ración doble de sarcasmo por parte del propietario de la franquicia texana. En un equipo en el que las compensaciones o favores a jugadores que se han ganado el respeto de la directiva es común, lo que hizo el bueno de Derek ha calado hondo y Cuban todavía no lo ha olvidado, y parece que nunca lo olvidará.