Los Wizards arrasan en Charlotte

Washington Wizards 95 – 69 Charlotte Hornets

15373710079_d0bd1586c8_kInteresante duelo el que se jugaba anoche en el Time Warner Cable Arena. Por un lado, unos Hornets que venían en busca de su sexta victoria consecutiva para afianzarse en la séptima posición del Este. Por el otro, los Wizards venían de capa caída tras haber cosechado solo dos victorias en los últimos diez encuentros, y cuatro en los diecisiete partidos anteriores, provocando que la victoria sea una necesidad imperiosa para los de la capital.

El primer cuarto del encuentro comenzó con un precioso intercambio de canastos entre ambos equipos. Al Jefferson y Mo Williams llevaban la voz cantante por parte de los locales, con 6 y 3 puntos respectivamente, mientras que los Wizards se basaban en el jugo coral para hacer anotar a todos los miembros de su quinteto. Tras un tiempo muerto pedido por Clifford, ya que la ventaja era de 9 puntos (18-9), los visitantes continuaron anotando sin piedad y, a falta de 3 minutos para el final del cuarto, los de Wall y compañía habían anotado 30 puntos, por solo 18 de los de casa. Con la entrada de los suplentes la sangría continuó hasta dejar el marcador en 36-18 para los Wizards.

En el segundo período Lance Stephenson tomó el mando del encuentro y, con tres canastas y dos asistencias en los cinco primeros minutos rebajó la ventaja a 11 puntos, obligando a Wittman a pedir un timeout. Tras esto, los Wizards volvieron a dominar en la faceta anotadora, pero, a falta de 1:30 para el final del segundo cuarto, los locales anotaron siete puntos seguidos desde la línea de tiros libres para cerrar la primera parte del encuentro en 56-46, una diferencia cómoda para los de Wittman.

Tras el paso por los vestuarios, los de Washington se propusieron no dejar anotar con facilidad a los Hornets, y vaya si lo consiguieron. Aunque comenzaron anotando con facilidad a pesar de la buena defensa, cuando habían pasado cinco minutos de partido los Wizards pusieron el candado a su canasta y los de casa no volvieron a anotar un tiro de campo en cinco minutos, siendo además el único lanzamiento que anotarían en esos últimos siete minutos que quedaban por jugarse. Gracias a eso, los Wizards aumentaron su ventaja hasta los diecisiete puntos (77-60), ventaja suficiente para afrontar los últimos doce minutos.

En este último tramo del encuentro vino la debacle de los Hornets. Solo 9 puntos en todo el cuarto, consiguiendo anotar únicamente 3 tiros de campo en todo ese tiempo. Más de 6 minutos sin anotar un lanzamiento estuvieron los locales, lo que permitió al conjunto propiedad de Leonsis ganar el encuentro sin forzar mucho la máquina, dejando el resultado final en 95-69.

El próximo encuentro de los Hornets será de nuevo en casa ante los Sacramento Kings en la madrugada del miércoles al jueves. Por su parte, los Wizards volverán a la capital para enfrentarse a Memphis en un back-to-back realmente difícil para Wall y compañía.