Los Celtics se mantienen en la lucha por los playoffs

Boston Celtics 116 – 104 Charlotte Hornets

Keith Allison (CC)
Keith Allison (CC)

Tras la victoria el día anterior de los Brooklyn Nets frente a Los Ángeles Lakers, el conjunto de Lionel Hollins le arrebató el último puesto que da acceso a los playoffs a los Boston Celtics. Por ello, los de Stevens necesitaban una victoria para mantenerse con vida en la lucha por la post temporada. Por otro lado, los Hornets ansiaban ganar este encuentro para no dejar pasar la, probablemente, última opción de luchar por los playoffs.

El primer cuarto comenzó bien para los Celtics, consiguiendo canastas fáciles y sin dejar anotar a los Hornets. Por ello, Clifford se vio obligado a pedir un tiempo muerto tras ver como su equipo encajaba un parcial de 10-2 en los primeros cuatro minutos. Tras dicho tiempo muerto, Kemba Walker y Al Jefferson tomaron las riendas del equipo, y con varias canastas seguidas lograron reducir la ventaja a un margen de 3-4 puntos, diferencia que se mantuvo hasta el final del cuarto. Crowder, quien anotó los últimos 7 puntos del cuarto para su equipo, fue esencial para mantener la ventaja sobre los locales. El resultado al final de este cuarto era de 26-24.

En el segundo cuarto aumentaron las prestaciones defensivas de los de Boston. Por un lado, Isaiah Thomas asumió el mando de los visitantes, y, con 3 puntos y 3 asistencias en 3 minutos, trató de aumentar la distancia en el luminoso, pero el buen hacer de Mo Williams y Gerald Henderson dejó prácticamente el marcador en los mismos términos. A falta de 5 minutos, los de Stevens anotaron cinco canastas consecutivas para poner una diferencia de 13 puntos (52-39). Con la entrada de los titulares, ‘Big Al’ trató de enmendar el desastroso cuarto de su equipo, pero no fue capaz de reducir la distancia, que se mantuvo en 12 puntos: 56-44.

Tras un breve descanso, la acción volvió al Time Warner Cable Arena, con unos Celtics con muchas ganas de conseguir la victoria y recuperar la octava posición. Por su parte, Al Jefferson y Kemba Walker se echaron el equipo a la espalda para tratar de darle la vuelta al marcador, anotando ellos todas las canastas de su equipo en los ocho primeros minutos de cuarto, pero un Avery Bradley inspirado (13 puntos en esos 8 minutos) no hizo más que aumentar la diferencia hasta los 18 puntos (79-61). Con la salida de los suplentes hubo un pequeño amago de remontada, pero al final del cuarto en el luminoso continuaba brillando un amplio margen a favor de los de fuera: 85-69.

Lo que parecía un último cuarto apacible para los de Stevens terminó complicándose sobremanera, tras la cuasiheroica actuación de Kemba Walker en estos últimos doce minutos. A pesar de las grandes distancias, el menudo base seguía intentándolo y consiguió 4 asistencias en los primeros 6 minutos para dejar el marcador en una diferencia de 9 puntos (97-88). A partir de ahí comenzó su festín anotador, con 14 puntos seguidos en los 5 últimos minutos, para llegar a dejar el marcador en una diferencia de 6 puntos (110-104), pero finalmente no fue suficiente y el acierto en los tiros libres le dio la victoria a los de Massachusetts por 116-104.

El próximo encuentro de los de Carolina del Norte será la próxima madrugada del Miércoles al Jueves frente a los Detroit Pistons en el Time Warner Cable Arena. Por otra parte, los Celtics recibirán ese mismo día en su feudo a los Indiana Pacers, en la primera de las ocho finales que les quedan para conseguir la clasificación para los playoffs.