Los Denver Nuggets buscan realizar traspasos

Necesitan liberar espacios en la plantilla

Denver Nuggets' Pepsi Center
Fuente: commons.wikimedia.org (CC)

Mientras que en Las Vegas se están poniendo a prueba los jugadores más jóvenes y prometedores de los Denver Nuggets, parece ser que la franquicia estaría buscando realizar traspasos en estos próximos días.

En la última semana hemos ido informando de que Denver ha firmado contratos con Jameer Nelson, Nikola Jokic y Will Barton, sin embargo, ninguno de estos ha sido oficialmente anunciado por la franquicia. Según fuentes, esto puede deberse a que Denver está tanteando el terreno con la intención de realizar traspasos que les situarán en una mejor situación económica, además de darles una mayor flexibilidad en la plantilla.

Tras la extensión de contrato de Wilson Chandler por 4 años, a razón de 46.5 millones de dólares, los Denver Nuggets cuentan con 10 contratos garantizados para la temporada que viene, además de que el contrato de Erick Green pasará a ser garantizado el día 1 de agosto, con lo que entonces serán 11 los contratos garantizados.

Si seguimos con la lista de jugadores con contratos recientemente firmados, tenemos a Nelson (3 años y 13.5 millones de dólares), Barton (3 años y 11 millones de dólares) y a Jokic (4 años y 5.5 millones de dólares). Todo esto sumado haría que los Nuggets se fueran hasta el tope de los 70 millones de dólares, pero se quedarían bastante por debajo del impuesto de lujo situado en 84.7 millones. Además, la suma de estos 3 jugadores haría que la plantilla se fuera hasta los 14 jugadores.

Hay que tener en cuenta que Denver también ha mostrado gran interés en volver a firmar a Darrell Arthur, y en caso de que esto se lograra, el número de jugadores en plantilla se iría hasta el máximo permitido de 15, con lo que no se podría firmar a ninguno más de los jugadores que han estado destacando en esta SL, como Ian Clark. En dicho caso, la única opción para Denver de poder firmar a alguno de estos jugadores sería mediante algún traspaso que liberase puestos en la plantilla.

Denver posee a un par de jugadores que entran en su último año de contrato cobrando cantidades bajísimas. Es el caso de Randy Foye (3’1 millones de dólares) y J.J Hickson (5.6 millones de dólares). En el mejor de los casos, los Nuggets conseguirían que uno de estos jugadores y su contrato fuesen lo suficientemente atractivos como para lograr meter en un mismo pack a Lawson, cuyo valor de mercado se ha desplomado por los últimos sucesos en su vida privada.