El Top 5 de los equipos favoritos para la temporada

Equipos como Hawks o Rockets se quedan fuera del Top

findkarina (CC)
findkarina (CC)

30 equipos y solo uno podrá alzar el trofeo Larry O’Brien. La NBA es de las competiciones donde más alternancia hay entre los ganadores, todas o casi todas las franquicias han tenido equipos competitivos y equipos condenados a primeras rondas de draft, un claro ejemplo es la actual situación de Los Angeles Lakers, uno de los equipos más laureados de la historia de la NBA y hoy en día de los últimos en la clasificación.

Por esa razón los favoritos van variando de unos años a otros, agencia libre, traspasos, draft… todo un verano para hacer un lavado de cara a la plantilla o por el contrario reforzar una ya consolidada. ¿Quienes son los favoritos este año? Bien, este es mi Top 5:


 

5. Tengo bastante claros los 4 primeros, pero para ocupar la quinta posición no veía un claro ganador así que voy a mencionar a los dos que podrían ocuparla y por qué:

Oklahoma City Thunder y Miami Heat: Los dos tienen cosas en común, se quedaron a las puertas de Playoffs viniendo de ser de los mejores de la liga, y la causa de eso se podría achacar a las lesiones, así que para hacer esta valoración vamos a suponer que durante esta temporada las lesiones se tomarán un descanso.

Fuente: Keith Allison (CC)
Fuente: Keith Allison (CC)

Oklahoma cuenta con un quinteto titular más que notable. Westbrook, quien se hartó de hacer triples dobles en la segunda mitad de la pasada campaña, siendo MVP del All-Star, Waiters, Durant, poco que decir del que se dice que es el rival de LeBron, MVP de la temporada 13/14, una máquina de anotar y ganar partidos, Ibaka y Kanter, que forman una excelente pareja interior. Ibaka es, como ya ha demostrado, de lo mejor en la liga defensivamente hablando y Kanter finalizó la temporada mostrando que su fichaje había sido un acierto.

Quizás el talón de Aquiles de Thunder está en el banquillo, donde difícilmente pueden suplir a los titulares.

Por otro lado, está Miami Heat, si sus jugadores rindieran a su máximo nivel podrían superar a Oklahoma: Dragic, jugador más mejorado de 2014, ha sabido coger la batuta para organizar el ataque del equipo, algo en lo que Chalmers nunca ha convencido. Dwyane Wade, parece que los años no pesan para él, desde la marcha de LeBron ha cogido las riendas del equipo y ha respondido con actuaciones brillantes cuando la salud le ha respetado, y promediando más de 20 puntos puede guiar a Miami muy alto. Deng, algo irregular pero si mantiene un nivel notable puede aportar mucho tanto en ataque como defensa. Bosh vuelve a las canchas dejando atrás la grave enfermedad que le apartó el tramo final de la temporada, y junto con Wade puede aportar mucho, sobre todo en el apartado ofensivo. El quinteto lo completa Whiteside, una de las sorpresas de la pasada campaña, una máquina para rebotes y una pieza fundamental en el apartado defensivo.

Jugadores como Gerald Green, Anderesen, Ennis, Winslow, Stoudemire o Haslem dan profundidad de banquillo al equipo.

Foto: Keith Allison (CC)
Foto: Keith Allison (CC)

4. Los Angeles Clippers. Ya en el pasado playoff, consiguieron eliminar a los Spurs en una de las series más emocionantes. Este año vuelven no solo manteniendo el grueso de la plantilla (Paul, quien jugó lesionado los playoffs, anotando la canasta ganadora frente a SAS, Reddick, siempre importante para los angelinos, letal desde el perímetro y un seguro en el tiro de media, Griffin y Jordan forman probablemente el mejor juego interior de toda la liga) sino que además se han reforzado con jugadores como Josh Smith, Lance Stephenson y la sonada incorporación de Paul Pierce, que con los cuatro titulares mencionados anteriormente promete formar un quinteto temible. Además, la continuidad de Jamal Crawford está en el aire, pero si se confirma que sigue en el equipo ya ha demostrado lo que puede aportar desde el banquillo.

Keith Allison (CC)
Keith Allison (CC)

3. San Antonio Spurs. Una constante en los primeros puestos de la clasificación, gran parte de la culpa la tiene su ya mítico «big three» formado por Parker, Ginóbili y Duncan, además de contar con Kawhi Leonard, quien ya nos ha demostrado de sobra de lo que es capaz y que está más que preparado para capitanear el relevo generacional, que algún día tendrá que tener lugar en San Antonio.

A la plantilla del año pasado solo hay que restarle a Splitter, y sumarle a varios jugadores que harán que Spurs sea, un año más, un rival muy duro en la lucha por el anillo. La más importante es la de LaMarcus Aldridge, uno de los agentes libres más codiciados y que finalmente puso rumbo a Texas para ayudar a conseguir otro anillo más a los veteranos Spurs. Con él ha llegado otro refuerzo para completar el juego interior: David West, veterano pero con mucho que ofrecer.

 

2. Golden State Warriors. Actuales campeones de la NBA, han conseguido mantener la plantilla (también gracias en gran medida al rechazo de Curry del aumento de sueldo que le correspondería) exceptuando a Lee, aunque su ausencia no es la que más impacto podía causar. Curry, Thompson, Iguodala, Green, Bogut, Barnes, Livingston

Firmaron una RS memorable, y este año se espera que estén más compenetrados todavía, al mantener mismo entrenador y misma plantilla. Si Curry, Thompson y Green mantienen el nivel e Iguodala juega como lo hizo en las finales, pueden incluso mejorar el número de victorias.

Fuente: Keith Allison (CC)
Fuente: Keith Allison (CC)

1. Cleveland Cavaliers: El año pasado les costó alcanzar las expectativas puestas en ellos, pero acabaron segundos por detrás de unos Atlanta Hawks a los que barrieron en PO. Este año Blatt ya no es un desconocido y LeBron está más que integrado.

Se plantaron el la final plagados de lesiones frente a unos Warriors de récord y les hicieron frente sin Irving, Love ni Varejao. Ganaron 2 partidos gracias a la gran defensa de Dellavedova sobre Curry, la ayuda de Thompson y Mozgov abajo y por supuesto la incansable labor de «King James», que acabó la serie siendo el jugador con más puntos, rebotes y asistencias de los dos equipos. Si como he dicho antes, las lesiones se toman un descanso y LeBron se encuentra acompañado en la pista, podemos encontrarnos ante un equipo imparable.

Fuente de la foto: EDrost88 (CC)
Fuente de la foto: EDrost88 (CC)