James Anderson se gana la confianza de George Karl

El entrenador está contento con su trabajo

i

Posiblemente, James Anderson haya sido uno de los fichajes con menos repercusión, al menos mediática, en el verano de los Sacramento Kings. Haciendo un repaso por su carrera, fue elegido en el draft de 2010 por los San Antonio Spurs, donde sus medias rondaban los 10 minutos por partido, sin jugar ninguna temporada completa debido a numerosas lesiones. Ha probado fortuna también en los Rockets, donde la historia fue bastante parecida, y en Philadelphia, equipo en el que si logró un rol más importante, jugando 29 minutos y anotando 10 puntos por noche. La temporada pasada decidió marcharse a la liga lituana, para nuevamente volver a la NBA con esta oportunidad que le ha dado Sacramento.

En principio, como decimos, el fichaje ha pasado bastante desapercibido, teniendo en cuenta que para esa posición se ha fichado al italiano Marco Belinelli, además de tener a Ben McLemore. Pero Anderson ha empezado a hacerse un hueco en la plantilla, y en el vestuario, y su trabajo es valorado por los técnicos. Sin ir más lejos, el último partido, precisamente ante los Spurs, Anderson comenzó de titular.

«Sus números no te dicen lo bien que está jugando. Le da una personalidad sensata a tu primera unidad. Creo que es una especie de seguro para mí entre el puesto de escolta de alero. Es un jugador en el que puedo confiar. No ha tenido grandes partidos, pero está siendo un jugador sólido.»

El paso de Anderson por Lituania ha significado un bálsamo para su juego, tal y como él mismo afirma, después de ver como más de un equipo NBA cortaba sus contratos y no encontrar su hueco en la mejor liga del mundo.

«Me ha servido para recuperar mi confianza hasta el punto de saber que puedo hacer jugadas. Además, he trabajado mi juego ofensivo y partes del juego que no hice cuando estaba aquí. Sé de lo que soy capaz y lo duro que trabajo, por lo que sabía que si seguía haciendo lo que estaba haciendo, una oportunidad se abriría ante mí, y me alegro que haya sido aquí.»

Los compañeros de equipo de Anderson, como es el caso de Rudy Gay, también alaban el trabajo del escolta de El Dorado.

«Definitivamente es uno de esos jugadores que necesitamos. Es un jugador que sale y defiende a quien sea, evita los tiros rivales, y además es muy atlético. Hace mucho por el equipo y hace a todos mejores, necesitas a estos jugadores que salen y juegan dándolo todo.»

Queda ahora la duda de si cuando llegue el momento de la temporada regular, será Anderson el titular o volverá a serlo McLemore. Estamos en pretemporada y es el momento de probar como va a encajar todo bien.

«Es cuestión de ver como encajan las piezas, no es que se esté juzgando a nadie en concreto.» Afirmaba Karl.

Anderson seguirá luchando por ayudar al equipo, es otra pieza defensiva clave para el funcionamiento de estos Kings, y su mentalidad siempre es bien recibida en cualquier equipo. En un equipo con tantos jugadores anotadores, puede ser el complemento perfecto para dar equilibrio al quinteto. Él mismo dijo una frase que puede definir a la perfección lo que va a aportar al equipo.

«Odio que me metan una canasta. Me lo tomo como algo personal e intento ser duro para que no pase.»