Stephen Curry arrasa a los Pelicans

New Orleans Pelicans 95 - 111 Golden State Warriors

basketball-440057_640
Foto: Stevothedevo (CC).

Stephen Curry ha hecho los deberes al volver al colegio: ha ganado en su debut ante New Orleans Pelicans, y lo ha hecho a lo grande.

En la ceremonia de apertura de la liga y la entrega del anillo al actual equipo campeón, el MVP se divirtió ante el equipo al que  ya masacró en primera ronda de Playoffs en la pasada temporada. Curry acabó con 40 puntos, 24 de ellos en un primer cuarto para enmarcar, en el que nada pudieron hacer los jugadores de New Orleans para pararle. Además, repartió 7 asistencias, completando aún más su gran partido. Espeluznante.

Los Warriors cerraron el primer parcial con la gran marca de 19 puntos, aunque los Pelicans consiguieron mantenerse en el partido pese a las dificultades de Anthony Davis para anotar, y finalizaron el cuarto con 35 puntos.

Sorprendentemente, fue Festus Ezeli el segundo mejor Warriors de la noche, al acabar con 13 puntos en 17 minutos sobre la cancha. Andrew Bogut acabó con 12 puntos, jugando con máscara protectora por la rotura de la nariz que sufrió, y que tras un choque en un ojo provocó su marcha a los vestuarios. Golden State dominó sin problemas los dos siguientes cuartos, sobre todo en el tercero con otra gran exhibición en ataque.

Por parte del equipo rival, Anthony Davis sorprendió por lo contrario a lo esperado: por su «bajo» rendimiento. Únicamente anotó 4 tiros de los 20 que intentó, pero sí que estuvo más acertado desde la línea de personal: 10 de 15. Su cuenta personal fue de 18 puntos, 6 rebotes y 3 tapones. Aún así, obtuvo los mejores números para su equipo. Omer Asik y Jrue Holiday fueron baja en los Pelicans, que tuvieron que recurrir a jugadores como Kendrick PErkins, que cuajó un buen debut con la camiseta de New Orleans y firmó 10 puntos.

Su escudero fue el también revulsivo Ish Smith. El jugador, que fue cortado hace poco tiempo por Washington Wizards y que recaló en el equipo de Nueva Orleans, anotó 17 puntos y repartió 9 asistencias, aprovechándose de la baja mencionada de Holiday. Por último, Eric Gordon y Dante Cunningham acabaron con 14 y 13 puntos respectivamente.

En definitiva, los Golden State Warriors comenzaron con rotundidad su defensa del título NBA, y pulverizaron a unos Pelicans que notaron el mal partido de su estrella Anthony Davis. El partido fue sin duda la guinda al pastel de una entrega de anillos muy especial, en la que los jugadores, y Steve Kerr que no quiso perderse la ceremonia, elevaron la bandera que les acredita como campeones al techo del Oracle Arena.