Chris McCullough, una de las esperanzas en Brooklyn

Cayó en el olvido tras su lesión

Chris McCullough - foto de Bryan Horowitz (CC)
Chris McCullough – foto de Bryan Horowitz (CC)

En una temporada nefasta, los Brooklyn Nets buscan algo positivo a lo que aferrarse, además de intentar formar un núcleo que sirva para atraer jugadores en la agencia libre. A un pletórico Brook Lopez tomando las riendas del equipo, podemos añadir un ala pívot atlético como es Thaddeus Young. Los recursos jóvenes son los adquiridos en el pasado draft, Rondae Hollis-Jefferson, que se ha confirmado como un defensor de élite, y Chris McCullough, al que todavía no hemos visto debutar, pero que se postulaba como un talento de lotería en el draft del año pasado.

Chris fue elegido con la elección número 29 por los Nets, que arriesgaron a su recuperación, ya que McCullough se lesionó tras 16 partidos con Syracuse, dañándose el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y quedando fuera lo que restaba de temporada. No participó ni en los training camps ni en las ligas de verano con los Nets. Pero él iba mejorando, entrenando en cuanto pudo, avanzando, no decayendo mentalmente, hasta ahora, donde está preparado para jugar, pero los Nets esperarán hasta después del parón del All-Star para hacerle debutar, dándole más tiempo de reposo.

En vistas a que pocas personas más allá de los fans de los Nets nos acordamos de Chris, haremos un repaso a su corto paso por ‘Cuse’ y a lo más destacable en cuanto a sus habilidades, cualidades y defectos. McCullough promedió 9,3 puntos y 6,9 rebotes en 28.1 minutos de juego, además de unos reseñables 1,7 robos y 2,1 tapones por noche. Se trata de un ala pívot de 6’9» de envergadura (equivalentes a 2,10 metros) y que nació el 5 de febrero de 1995 (cumplirá los 21 el viernes).

PERFIL FÍSICO

Su principal cualidad es su perfil físico, para un PF -aunque se rumorea que Brooklyn puede usarlo incluso de alero-. Es un jugador muy fluido, ágil y que puede finalizar sobre el aro. Si desarrolla su carrera como ala pívot puede incluso incrementar su masa muscular con vistas a aumentar su peso y, con ello, su fuerza, que es algo que necesita para tener más efectividad en ambas partes del campo. La hunde para abajo de manera espectacular para medir 2,10 metros, gracias al gran salto que posee y a su velocidad para ejecutarlo. Usa las dos manos para finalizar, creando así mucha extensión en el aro gracias a su tamaño y envergadura.

Cabe destacar también su potencial reboteador. Aunque no cuente con fundamentos ni fuerza en la recolección de rebotes, es capaz de rebotear en tráfico gracias a su capacidad de salto y a su envergadura, con la que se crea espacios. Su poca fuerza y su constitución delgada le dejan en mal lugar para capturar rebotes, relegándolo a solamente 6,5 rebotes defensivos por 40 minutos. No es muy físico, por tanto, no puede conseguir posiciones interiores con facilidad ni cerrar los rebotes, aunque aquí actúa también su pasividad en defensa. No tiene un gran sentimiento ni identificación con el partido. En cuanto a los rebotes ofensivos, lo mismo: captura varios gracias a su capacidad de salto y envergadura, pero no es capaz de echar a su par de la pintura.

VERSATILIDAD OFENSIVA

En ataque destaca por su versatilidad ofensiva: aunque no tenga muy pulidas sus cualidades ofensivas todavía (es un poco tosco en la finalización), tiene mucho talento en esta faceta. Tiene potencial como tirador, destacando en jugadas como el pick & pop o el juego de cara al defensor, donde finta bien y es capaz de enchufar algunos tiros en suspensión o ‘jumpers’ por encima del contrario. En situaciones de pick and roll utiliza su agilidad para introducirse entre las defensas y llegar al aro, además de, en estas situaciones, poder anotar gracias a su buen juego de pies y manos consistentes.

https://vine.co/v/OrmHAYgzDQx

Su tiro de media distancia no es para nada malo, donde cuenta con una buena mecánica, sin embargo, Chris es algo inconsistente en esta faceta. Además, se precipita mucho en las jugadas, donde, al penetrar, no suele fijarse en si hay algún compañero abierto solo con más opciones de anotar canasta. Debería mejorar ese aspecto de cara al futuro, que también le ayudaría en su juego de cara, ya que actualmente es capaz de anotar tiros desde 15 pies, y podría aumentar el rango con entrenamiento. Su buen dribbling y agilidad le permitirán desarrollar su juego en la posición de alero. No obstante, no se siente nada cómodo con el balón en sus manos cuando tiene que cargar con la responsabilidad de crear una jugada para sus compañeros (posee solamente un 8,2% de asistencias frente a un 19,5% de pérdidas)

En anotación interior está un poco limitado, ya que, como hemos visto antes, no tiene mucha fuerza. Es capaz de anotar gracias a su set de habilidades, su juego de pies y finalización con ambas manos, pero no absorbe nada bien los contactos de cara a su finalización interior, y debe añadir distancia o rango a sus ganchos. En general anota pocos puntos (13 puntos en un ritmo de 40 minutos). No es nada paciente en situaciones de ataque, llegando incluso a forzar este. Su porcentaje de tiro no es el mejor, siendo el de dos puntos de 47,3% (segundo peor entre los 100 mejores ala pívots, datos de DraftExpress).

POTENCIAL DEFENSIVO

En defensa, posee la envergadura, rapidez y estructura corporal necesarias para convertirse en un defensor versátil en el futuro. Cuenta con una rara combinación de cobertura de espacios y protección del aro que hacen ver su versatilidad desde un principio (no hay muchos ala pívots que puedan ejercer ambas tareas en defensa). Corta bien las líneas de pase gracias a su tamaño, con el que es capaz de cubrir grandes espacios, forzando bastantes pérdidas rivales (1,7 robos por 28,1 minutos y 2,4 tapones por 40 minutos). No tiene la mejor técnica, pero es eficaz cubriendo espacios rápidamente cuando sale a cerrar tiros al perímetro. En estos casos suele hacer tapones con regularidad. Tiene buena rapidez lateral, cosa que le ayuda a repeler a los atacantes que intentan penetrar tras fintar en la línea de 3 (promedia 2,1 tapones en 28,1 minutos y 2,9 tapones por 40).

https://vine.co/v/OXFIuFqWzeF

En contrapartida, no posee mucha disciplina en defensa y tiene que mejorar su consistencia defensiva. Lo hace mal en bastantes situaciones, como cuando sale a tapar tiros al perímetro, haciéndolo a veces de forma salvaje y picando en las fintas de los tiradores, ya que es muy ansioso intentando taponar. Escoge malos ángulos cuando defiende e intenta tapones, reaccionando lentamente a veces y dejando espacios libres en la zona, además de quedándose atrás en las ayudas. En su etapa universitaria jugaba estrictamente en la zona y debe ampliar conceptos, empezando por poner mayor intensidad en la tarea defensiva.

Otros defectos de Chris son la consistencia y las lesiones. En cuanto a su consistencia, solo hay que mostrar los 16 partidos que jugó con Cuse. En los 8 primeros promedió 14,4 puntos y 8,8 rebotes, bajando su rendimiento a 4,3 puntos y 5 rebotes en los últimos 8 partidos jugados. Parece haberse recuperado bien de su lesión, que afectaba a su ligamento cruzado anterior derecho, el cual se lesionó el pasado 11 de enero de 2015 como vemos en este vídeo:

https://vine.co/v/ODK02nEBVpn

La única tarea restante de Brooklyn en esta temporada, a parte de quedar delante de Phoenix y Minnesota para no «regalar» a los Celtics el pick número 1 del próximo draft, es la de dar minutos a sus jóvenes como son Rondae Hollis-Jefferson y Chris McCullough, para que se vayan adaptando al equipo y mostrando sus primeros destellos en la mejor liga del mundo.