Los Kings se hunden en el último cuarto y los Utah Jazz salen victoriosos

Sacramento Kings 84 - 104 Utah Jazz

Gordon Hayward Utah Jazz
Gordon Hayward lideró una vez a los Utah Jazz a la victoria, esta vez ante los Kings. Nil Alemany (SB)

Si el marcador final puede aparecer engañoso a cualquiera que viese el partido anoche, es porque lo fue. Al final del tercer cuarto los Utah Jazz (15-10) lideraban por tan solo dos puntos y los Kings (8-15) habían llegado a tener ventajas de hasta casi diez puntos en el mismo período. Utah sin embargo empezó a defender y los de Sacramento pagaron en demasía el cansancio acumulado de jugar el segundo partido de un back-to-back. Los locales vencieron el cuarto final 26-8, peor marca de los californianos en un parcial en lo que va de temporada.

Los Jazz volvieron a demostrar que la clave de todo lo que hacen está en la retaguardia. Si quieren hacer cosas importantes esta temporada tendrá que empezar con la defensa y ayer lo dejaron claro con un cuarto final en el que desmontaron a unos Kings que habían aguantado estoicamente un gran segundo cuarto del banquillo de Utah Jazz, que se puso +11. No es que hasta ese momento el equipo liderado por Gordon Hayward les estuviese regalando nada, como aseguró él mismo:

«No les regalamos nada. Tapamos todos sus tiros, y eso fue lo que paso. Empezamos a encestar algunos triples clave. PEro todo empezó en defesa. Comenzamos a defender».

La segunda unidad fue clave. Con la vuelta de Hayward, que sumó su décimo partido consecutivo con más de 20 puntos, pero todavía sin George Hill, Derrick Favors, Rodney Hood y, no olvidemos, Alec Burks, el entrenador Quin Snyder tuvo que seguir rehaciendo la rotación, y el australiano Joe Ingles salió de titular. El banquillo jugó un gran segundo cuarto y rompió el encuentro en el período final. Joe Johnson estuvo especialmente brillante, con un espectacular +36, aunque sólo anotase ocho puntos. Trey Lyles y Shelvin Mack lograron ambos un +21, y también sin números que llamen la atención, aunque Raul Neto, que este año ha perdido bastantes minutos, tuvo ocho puntos, cuatro rebotes y tres asistencias en apenas 11 minutos.

Los Jazz también notaron que las piernas pesaban para los Kings al final del partido. A pesar de forzar 22 pérdidas y sacar 36 puntos de las mismas, los jugadores entrenados por Dave Jörger perdieron, su segunda derrota seguida y la quinta en los últimos seis. DeMarcus Cousins se responsabilizó de la derrota, en otro partido en el que sus porcentajes de tiro, siete de 22 en tiros de campo y uno de seis en triples, volvieron a ser decepcionantes. El jugador franquicia de Sacramento perdió el duelo particular con Rudy Gobert, que terminó con 17 puntos, 14 rebotes y seis tapones.

“Podría haber jugador mejor, ese es el resumen. Jugué como una mierda. Cuando tengo noches así, no tenemos muchas probabilidades de ganar. Definitivamente asumo la culpa. Estuve horrible esta noche, absolutamente horrible».

El resto del equipo, a excepción de Rudy Gay, Darren Collison y el israelí Omri Casspi desde el banquillo, tampoco fue de mucha ayuda. Sacramento además perdió la batalla de los tableros, 52 a 34, y además de los 10 rebotes de Cousins, ningún otro jugador sumó más de cinco. La segunda unidad de los Jazz sumó 24 rechaces. Cousins añadió:

“Son los mismos errores que nos están haciendo daño la mayor parte del año. Errores defensivos, puntos en segundas oportunidades, las mismas cosas».

Sacramento tiene un día para descansar y poner rumbo a la capital de California y recibir en casa a los Lakers, mientras que los Utah Jazz no vuelven a jugar hasta el miércoles noche, cuando tendrán la visita de los Thunder.