Aldridge hace inútil la remontada de los Bulls

Chicago Bulls 100 - 119 San Antonio Spurs

nikola Mirotić
Mirotic lo intentó pero Chicago no remontó a los Spurs/Matt Sisneros (CC)

Chicago Bulls empezaba el partido tarde y a duras penas. Estos minutos iniciales de desconexión, los aprovechó Lamarcus Aldridge, que encajó un parcial él solito a los Bulls de 8-0, y posteriormente Kawhi Leonard. Un parcial inicial espectacular, de 30-10 para el equipo tejano en 8 minutos, que parecía haber roto el partido ya desde el primer momento.

Pero Chicago no se rendiría tan pronto, de la mano de un estelar Nikola Mirotić contestaría con un parcial de 6-15 para maquillar el marcador con el que se llegaría al final del primer cuarto, 36-25.

El segundo cuarto sería una continuación de lo visto  los últimos minutos del primero, los Bulls reduciendo poco a poco la ventaja, mientras que en San Antonio, Aldridge y Kawhi sostenían al equipo. Al descanso se llegaría con una ventaja de 5 puntos para San Antonio, 55-50, y sin que Chicago consiguiese ponerse por delante en ningún momento.

De los vestuarios, San Antonio salió dormido, los Bulls se aprovecharon de esto, y conseguirían por fin, después de 32 minutos de juego transcurrido. Poco le duraría la renta a Chicago, que no pudo parar a Kawhi y Cia, pero estos sí les pararon a ellos. Con una segunda unidad que dio un empuje vital, los Spurs volvían a ponerse arriba en el marcador, volviendo a poner tierra de por medio poco a poco en el marcador.

Cuando empezó a defender San Antonio, los Bulls se vieron superados, esta vez, no consiguieron remontar la ventaja adquirida que los Spurs fueron oobtuviendo a partir de mediado el tercer cuarto.

Con esta victoria, San Antonio se quedan segundos de la conferencia oeste, con un record de 25-6 que esperarán aumentar la madrugada del 29 a las 2:30 frente a Phoenix Suns en el AT&T Center.

Por su parte, Chicago Bulls sigue fuera de Playoffs en el este, con un record de 14-16, y recibirán a Indiana Pacers la madrugada del 27 a las 2:00 en un partido que será una lucha por el octavo puesto, si gana Chicago, iguala las victorias de Indiana,si no tendrán dos menos que ellos.

La primera mitad de Lamarcus Aldridge:

Gran parte del mérito de la victoria de los Spurs la tiene Lamarcus Aldridge, el ala-pivot de San Antonio cuajó unos dos primeros cuartos espectaculares.

Empezaría este primer cuarto con 8 puntos seguidos, lo acabaría con 20 puntos en su casillero y con la sensación de que estaba imparable. Este primer cuarto es el segundo mejor cuarto de toda su carrera, solo superado por los 21 que sumó en su antigua estancia en los Blazers. Llegaría al descanso con 25 puntos, y acabaría el partido con 33 y 15-20 en tiros de campo, algo no muy habitual esta temporada, en la que no habitúa a superar los +30.