Los Warriors sobreviven a los Celtics en una doble prórroga

Boston Celtics 119-124 Golden State Warriors

Fuente: Keith Allison (CC)
Fuente: Keith Allison (CC)

Los Boston Celtics venían obtener una valiosa victoria ante los Chicago Bulls el miércoles por la noche e iniciaba el partido con el quinteto habitual: Isaiah Thomas, Avery Bradley, Jae Crowder, Jared Sullinger y Amir Johnson, resaltando también el reencuentro entre David Lee y sus antiguos compañeros de Golden State.

Por su parte, los Warriors –habitualmente- venían de una gran victoria en Indiana ante los Pacers el martes, con un encendido Klay Thompson que llegó lastimado de su tobillo y se perdía el partido en Massachusetts. De tal forma, sus titulares eran Stephen Curry, Ian Clark, Brandon Rush, Draymond Green y Andrew Bogut.

En medio de una impresionante atmósfera, los Celtics salieron decididos a pisar fuerte en el primer cuarto y con un fenomenal Avery Bradley lograron mantener una ventaja a favor durante todo el parcial. El “0” anotó 15 puntos y forzó a Curry a esforzarse en defensa al tiempo que limitaba –dentro de lo posible- su capacidad anotadora al terminar con siete tantos en 2-8 TC en los primeros doce minutos. Aún así, los Warriors se las arreglaron con un par de ofensivas rápidas para terminar arriba 26-25.

Para el segundo cuarto, el partido fue muy cerrado y ambos equipos siguieron ejecutando de manera fluida, atacando el aro y cerrando su defensa para complicar las cosas al rival. Los Warriors, encabezados por el polivalente Draymond Green, que se puso el equipo al hombro en especial en el costado defensivo, lograron sacar ventaja de 57-53 para irnos al entretiempo. Sullinger en Boston cerraba este parcial con siete tantos y siete rebotes.

El tercer cuarto vino con una buena actuación de los Warriors, que sacaron luz de ventaja en el inicio y los verdes luchaban para no permitir que Golden State se escapara. Curry, a pesar de su mala racha de tiro, tenía veinte puntos para cerrar el parcial con su equipo arriba 82-75.

Apoyados por su espectacular hinchada, los Celtics, encabezados por un brillante Kelly Olynyk y el buen rendimiento de Evan Turner, se hicieron con los últimos doce minutos por 28-21 y empataron el juego en 103 para enviarlo a la primera prórroga. Cabe resaltar que Isaiah Thomas tuvo la pelota para ganar el partido y desaprovechó el reloj con un tiro a distancia que no resultó.

En la prórroga, los equipos se mostraron muy fuertes en la defensa y a pesar de los grandes esfuerzos del canadiense y de Draymond Green, cinco minutos no bastaron para sacarse diferencias. Con el marcador empatado en 110, Isaiah Thomas -sí, el mismo- tuvo de nuevo la pelota para ganar…y la volvió a fallar, esta vez atacando al aro y quedándose corto. 

Todo esto desembocó en una segunda prórroga, la daga fue un triple de Andre Iguodala que levantó el ánimo de los Warriors y para los Celtics fue imposible volver a empatar el partido. De esta forma y en uno de los partidos más emocionantes de la temporada hasta el momento, los Warriors ganaron por 124-119 en el TD Garden.

Steph Curry anotó 38 puntos, bajó 11 rebotes y 8 asistencias (junto a ocho pérdidas) y «Dray» también estuvo cerca del triple doble con 24 puntos, 11 rebotes, 8 asistencias, 5 robos y 5 tapones. Por su parte, en Boston destacaron Kelly Olynyk con 28 puntos y 6 rebotes e Evan Turner con 13 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias.

Golden State (24-0) mantienen su racha de 28 consecutivos (superando al Heat del Big Three que tenía 27) y viajan inmediatamente a Milwaukee para enfrentarse con los Bucks en la noche sabatina. De la misma forma, Boston (13-10) buscará retomar el camino de la victoria en Charlotte con los Hornets que pasan por un buen momento.